Skip to content

¿Cuál es su tipo de cabello? continued...

Cabello grasoso

Arrojo sugiere comprar un champú específicamente formulado para el cabello grasoso. Manténgase alejado del champú que es también  humectante o acondicionador. Usted no desea agregar más humedad al cabello grasoso. Si la caspa también es un problema, lo cual a menudo lo es con el cabello grasoso, trátela con un champú anti-caspa que contenga ingredientes como ketoconazol, piritiona de zinc o sulfuro de selenio.

"Las personas piensan que la caspa es un problema de cuero cabelludo seco, pero realmente su cuero cabelludo produce aceite y ciertas personas producen más aceite que otras," dice McMichael. La levadura que vive en el cuero cabelludo se alimenta de los aceites y produce productos derivados irritantes que hacen que el cuero cabelludo se levante.

Cabello teñido

Elija un champú para conservar el color que no despinte los reflejos en los que acaba de gastar una fortuna en el salón, dice Arrojo.  

Una vez ha encontrado el tipo correcto de champú para su cabello, pruebe diferentes marcas hasta que encuentre el que le guste, dice McMichael.

¿Debe acondicionar su cabello?

Antes de 1950, el champú no era más que un jabón líquido. Luego vinieron los surfactantes. Aunque eran baratos y conservaban el volumen natural del cabello, esos limpiadores también eran duros y secaban el cabello.

Llegaron los acondicionadores que fueron diseñados para agregar humedad al cabello reparado por el champú.

Para retener la humedad del cabello, acondiciónelo cada vez que se lave, dice Arrojo. "El acondicionador no solo hace que su cabello se vea y se sienta más suave y más liso, también calma su cabello, haciendo que sea más fácil darle forma y estilo." Un acondicionador que no se enjuaga puede ayudarle a rehidratar el cabello que está muy procesado, seco y quebradizo. Tenga cuidado de no acondicionar su cabello demasiado ya que esto puede hacer que se vea simple y sin vida.

En la actualidad hay champú humectantes y acondicionadores de limpieza que hacen ambos trabajos. Mientras que los champús humectantes usualmente son lo suficientemente hidratantes para usarlos solos, McMichael dice que los acondicionadores para limpiar con frecuencia no hacen un buen trabajo al limpiar el cuero cabelludo.