Skip to content

Hable con su dermatólogo

Si los productos sin receta médica no son suficientes para ayudar a manejar su piel grasosa, consulte con su dermatólogo. Las exfoliaciones láser y químicas pueden ayudar a reducir la oleaginosidad y mejorar la apariencia general de su piel. Las cremas que contienen tretinoína, adapaleno o tazaroteno también pueden ayudar al alterar los poros y reducir la oleaginosidad. “Debido a que estos productos pueden ser irritantes, es mejor usarlos solo en las áreas grasosas y solo con tanta frecuencia como lo necesite en realidad”, indica Kazin.  

Recuerde, la producción de grasa es parte normal de una piel saludable. “Las personas con piel naturalmente grasosa tienden a tener menos arrugas y piel de apariencia más saludable”, dice Marmur. Así no exagera en sus esfuerzos. Elimine el exceso de grasa cuando necesite verse mejor, pero tenga cuidado de conservar el mecanismo anti envejecimiento natural de su piel.