Skip to content
My WebMD Sign In, Sign Up

Cuando se trata de tener una piel bella ¿Quién no quisiera tenerla como J Lo, con ese famoso brillo de pies a cabeza? Aquí le damos algunos consejos para que esas partes de su cuerpo, que algunas veces olvidamos, como los brazos, hombros y pecho, sean más suaves y sedosas.

  1. 1Comience lavando delicadamente su piel con un jabón suave, usando un guante de baño o esponja.

    Un guante o esponja le ayuda a limpiar la piel profundamente y comenzar el proceso de remover las células muertas que obstruyen los poros.
  2. 2Una vez que termine, enjuáguese el jabón con agua tibia, pero un poco más caliente que fría, para que sus poros se mantengan abiertos.

    Ahora llegó el momento de exfoliar más a fondo. Usted puede usar un exfoliante comercial o puede hacer uno mezclando azúcar morena y miel en cantidades iguales.
  3. 3Exfolie su piel con cuidado, haciendo movimientos circulares hasta que su piel se suavice. Haga esto una vez por semana si tiene piel seca o dos veces por semana si su piel es grasosa.

    Enjuáguese muy bien pero esta vez con agua templada.
  4. 4Al salir de la ducha séquese delicadamente con una toalla de fibra suave y deje su piel húmeda.

    Mientras su piel está húmeda, comience a crear ese brillo aplicándose el humectante correcto para su tipo de piel.

    Mi piel es seca, ¿Qué debo usar?
  5. 5Si tiene piel seca, necesitará una crema hidratante para pieles secas. Si tiene una piel grasosa use un humectante en forma de gel y espere que su piel absorba el humectante o hidratante.
  6. 6Ahora su piel ya está preparada para comenzar a darle ese brillo, ya sea con un polvo bronceador o un aceite iridiscente, dependiendo de su tipo de piel.

    Si tiene una piel grasosa o piel mixta use un polvo bronceador. Si tiene una piel seca se recomienda usar un aceite iridiscente.

    Aplique estos productos con movimientos circulares para lograr una apariencia más uniforme y definida.

    Aplique el aceite iridiscente con bolitas de algodón dando pequeños toques en su piel. Asegúrese de no empapar el algodón con mucho aceite. Deje que el aceite se seque completamente antes de vestirse.

    Aplique el polvo bronceador con una brocha en forma de abanico.

    Ponga un poco de polvo en la brocha sacudiendo cualquier exceso de polvo en un pañuelo de papel y aplíquelo con movimientos ascendentes.

    Para llevar este “look” del día a la noche, un atomizador de brillo le dará el toque final perfecto.

    Cuando usted dedica el tiempo y la atención que su piel necesita, logrará tener una piel suave y con brillo que hasta JLo le encantaría.
Next Article: