Skip to content
My WebMD Sign In, Sign Up

Cuando hay mucho calor o emociones intensas, sudar puede ser un problema y una fuente de vergüenza.

Si considera que suda demasiado, puede preguntar a su médico si es normal. Si esto se debe a una causa oculta, como una condición médica o un efecto secundario a un medicamento, se puede corregir o cambiar, indica la Dra. Dee Anna Glaser, una dermatóloga, profesora en la Universidad St. Louis.

Una vez ha hecho eso, hay unos pasos simples para ayudar a reducir la sudoración y aumentar su nivel de comodidad. Aquí encontrará maneras para enfrentar demasiada sudoración en el gimnasio, en el trabajo y en todas partes a donde vaya.

Detener la sudoración fuerte

Aquí hay algunas sugerencias para detener su fuerte sudoración:

Cámbiese a desodorantes y antiperspirantes de mayor resistencia. Algunos se venden solo con receta médica, pero también puede obtener productos de mayor resistencia sin receta médica, indica Glaser.

Aplique los desodorantes en el mejor momento. La mayoría de estos desodorantes funciona mejor en la noche, indica Glaser. El ingrediente activo tiene que pasar al ducto de sudoración y taparlo. Si lo aplica en la mañana, cuando el volumen de sudor es normalmente mayor, el ingrediente activo desaparece.

Cuide su piel. Aplicar el desodorante por la noche también reduce la probabilidad de irritaciones de la piel, dice Glaser y lo mantendrá usándolo con más frecuencia.

Sudoración durante el ejercicio

Hay varias maneras para tratar la sudoración durante el ejercicio:

Vístase para combatir la sudoración. Elija telas livianas y transpirables como el algodón, indica Glaser.

Invierta más en ropa atlética. En los últimos años, la ropa para los atletas ha mejorado, con nuevas telas transpirables, indica Glaser. Busque las que alejan la humedad. Las etiquetas normalmente muestran las características de la tela de forma prominente.

Úselo una vez. No se ponga una camiseta o unos pantalones cortos que están empapados en sudor. Debe empezar seco para permanecer seco. Su piel se lo agradecerá también.

Cámbiese el calzado con frecuencia. Si los pies sudorosos son un problema específico, asegúrese de cambiar sus zapatos y calcetines con frecuencia. 

Desempolve el sudor. Use polvos hechos para los pies para mantener la humedad y el sudor al mínimo.