Skip to content

Information and Resources

Bajos niveles de vitamina D en el embarazo se relacionan con problemas de lenguaje en los niños

Las madres con bajos niveles de vitamina D en el segundo trimestre pueden ser más propensas a tener niños con dificultades en el lenguaje
By Cari Nierenberg
Noticias Medicas de WebMD en Español
Reviewed by Laura J. Martin, MD

13 de febrero de 2012 – Las mujeres que tienen niveles bajos de vitamina D en la sangre durante el embarazo aumentan sus probabilidades de tener un hijo con problemas de lenguaje.

Un nuevo estudio en Australia sugiere que las mujeres blancas que tenían los depósitos más bajos de vitamina D durante el segundo trimestre fueron casi dos veces más propensas a tener un niño con dificultades de lenguaje que las mujeres con las más altas concentraciones en la sangre.

Es necesario tener buenos depósitos de vitamina D, la llamada "vitamina del sol", en la sangre durante el embarazo (especialmente durante el segundo y tercer trimestre) ya que aquí es cuando se desarrollan ciertas partes del cerebro del feto implicadas en el aprendizaje del lenguaje.

Este también es un momento crítico para la creación de vías y estructuras cerebrales que juegan un papel en el desarrollo emocional y conductual del niño.

Se ha demostrado que muchas mujeres embarazadas no tienen suficiente vitamina D en la sangre. Las personas pueden obtener la vitamina de los alimentos, como el salmón, la leche, huevos, hígado de res y queso, o la piel puede producirla partir de la luz solar.

Pero muchas personas no obtienen suficiente vitamina D en sus dietas. Y el sol puede ser una fuente menos confiable para las mujeres que limitan la exposición y utilizan cremas de protección solar.

Bajos niveles de vitamina D y el lenguaje

El estudio, que está publicado en la revista Pediatrics, evaluó a 743 mujeres blancas embarazadas en Australia Occidental. Sus niveles sanguíneos de vitamina D fueron medidas en la semana 18 del embarazo.

A continuación, los investigadores dieron seguimiento a sus hijos para ver si aparecían problemas emocionales, de comportamiento o del lenguaje. Los padres completaron una lista de preguntas sobre el comportamiento de sus hijos a los 2, 5, 8, 10, 14 y 17 años de edad, y las habilidades lingüísticas de los niños se midieron a los 5 y 10 años de edad con una prueba ilustrada de vocabulario.

Las mujeres con las concentraciones más bajas de vitamina D en sangre durante el segundo trimestre del embarazo tenían un riesgo casi dos veces mayor de tener un hijo con dificultades de lenguaje en comparación con las mujeres que tenían los niveles más altos de la vitamina.

Estos hallazgos se mantuvieron incluso cuando los investigadores tomaron en cuenta otros factores que podrían haber influido en los resultados, como la edad de la madre durante el embarazo y el hecho de que fumara, así como los ingresos familiares.

El estudio no encontró que los niveles de vitamina D de una madre estuvieran vinculados al desarrollo emocional y conductual de su hijo.

Los científicos sospechan que los niveles reducidos de vitamina D en la madre durante este momento crítico en el desarrollo del cerebro parecen estar relacionados con problemas de aprendizaje del lenguaje cuando el niño alcanza la edad escolar.

Los investigadores concluyen que "la suplementación materna con vitamina D durante el embarazo puede reducir el riesgo de dificultades en el desarrollo lingüístico de sus hijos".

WebMD Video: Now Playing

Click here to wach video: Dirty Truth About Hand Washing

Which sex is the worst about washing up? Why is it so important? We’ve got the dirty truth on how and when to wash your hands.

Click here to watch video: Dirty Truth About Hand Washing