Skip to content
My WebMD Sign In, Sign Up

Information and Resources

Una dieta que le pide que no pierda peso (al principio)

By Rita Rubin
Noticias Medicas de WebMD en Español

30 de octubre de 2012 -- Quizás el mejor momento para aprender a evitar recuperar el peso perdido es antes de comenzar a perder peso, según un estudio reciente.

Como cualquiera que haya estado a dieta sabe, perder peso es más fácil que evitar recuperarlo. “El mantenimiento a largo plazo sigue siendo difícil de alcanzar”, escriben los investigadores.

Afirman que el problema es que las personas tienden a abandonar los cambios que han hecho durante un programa para perder peso, como la dieta sana, la actividad física y mantener un registro de todo lo que comen. Generalmente, las personas recuperan del 30 al 50 por ciento del peso que perdieron en el primer año tras abandonar el programa.

Los investigadores se preguntaban qué sucedería si las mujeres con sobrepeso u obesas tenían la oportunidad de practicar las habilidades necesarias para no recuperar el peso sin tener que preocuparse primero sobre rebajar. Inscribieron a 267 mujeres con sobrepeso u obesas que tenían a partir de 21 años de edad.

Aprovechar la motivación al máximo

“La gente realmente llega motivada”, comenta sobre los que comienzan un programa para perder peso la investigadora Michaela Kiernan, PhD. Kiernan señala que la premisa del estudio era “lograr que canalizaran esa energía positiva al mantenimiento”.

Entonces Kiernan, científica investigadora principal del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Stanford, y sus colaboradores, asignaron a las mujeres a dos grupos: un grupo se concentró en el “mantenimiento primero”, y el otro grupo en la “pérdida de peso primero”.

Ambos grupos se reunieron durante 28 semanas, pero el grupo que hizo mantenimiento primero pasó las primeras ocho semanas aprendiendo habilidades de mantenimiento, mientras que el grupo que perdió peso primero pasó las últimas ocho semanas aprendiendo a evitar recuperar el peso mediante el aprendizaje de habilidades de resolución de problemas.

El método de pérdida de peso fue idéntico en ambos grupos.

Al grupo que hizo mantenimiento primero se le pidió que no perdiera peso en las primeras ocho semanas del estudio. En ese periodo, aprendieron una serie de habilidades diseñadas para optimizar la satisfacción diaria con hábitos de estilo de vida y de autorregulación.

El grupo que primero aprendió mantenimiento también participó en experimentos (una semana pretendían que estaban de vacaciones y consumieron cinco comidas ricas en calorías) diseñados para ayudarlas a dominar las habilidades utilizadas para mantener el peso, como modificar su dieta o sus niveles de actividad sin llevar registros, un método que Kiernan denomina “atención relajada”.

El éxito a largo plazo

Al final del programa de 28 semanas, las mujeres de ambos grupos habían perdido una cantidad similar de peso, unos 7.7 kilos (alrededor de 17 libras), o sea más o menos el 9 por ciento de su peso inicial. Entonces, los investigadores dejaron tranquilas a las participantes durante un año. Cuando las mujeres se pesaron al final del año, las mujeres que hicieron primero mantenimiento habían recuperado apenas 1.4 kilos (tres libras) en promedio, frente a 3.2 kilos (siete libras) para las mujeres que primero perdieron peso.

WebMD Video: Now Playing

Click here to wach video: Dirty Truth About Hand Washing

Which sex is the worst about washing up? Why is it so important? We’ve got the dirty truth on how and when to wash your hands.

Click here to watch video: Dirty Truth About Hand Washing