Menu

Fármaco contra el asma podría ser una pastilla para quemar grasa

Según un estudio, el fármaco Formoterol aumentó la quema de grasa hasta en un 25 por ciento

Medically Reviewed by Laura J. Martin, MD

6 de junio de 2011. Según una investigación reciente, una medicina usada para tratar el asma también podría ser un medicamento para quemar grasa.

Cuando se tomó en forma de pastillas, el fármaco conocido como formoterol aumentó la quema de grasa sin alterar el metabolismo de las proteínas y, por lo tanto, mantuvo la masa muscular, comenta el investigador Paul Lee, MD, PhD, del Garvan Institute of Medical Research, y endocrinólogo de St. Vincent's Hospital en Sídney, Australia.

"La quema de grasas se vio aumentada hasta en un 25 por ciento", comenta acerca de los resultados del estudio. "Pero la cantidad de proteína quemada es menor [que sin la pastilla]''.

Esas podrían ser buenas noticias para las personas que intentan eliminar grasa y para aquellas que han observado una reducción de la masa muscular asociada con la edad, expresa. "Puede fomentar la pérdida de grasa y, al mismo tiempo, evitar la pérdida ineludible de músculo", comenta Lee a WebMD.

Lee presentó sus hallazgos el sábado en la reunión anual de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society) en Boston.

Dos expertos en el tratamiento de la obesidad que revisaron los hallazgos comentan que la investigación es prometedora. Sin embargo, también expresan que los hallazgos son preliminares y que el estudio es pequeño. Los efectos, si se confirman, podrían ser más notorios en la forma en que la ropa se ajusta que en los números de la balanza, comenta Frank Greenway, MD, un especialista en obesidad del Centro Pennington de Investigación Biomédica (Pennington Biomedical Research Center) en Baton Rouge, Luisiana.

Fármaco contra el asma usado como medicamento para quemar grasa

El formoterol es un medicamento inhalable contra el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Lee lo usó en forma de pastilla, y les administró a ocho hombres, cuya edad promedio eran los 30 años, 160 microgramos diarios durante una semana.

Antes y después del estudio, midió sus tasas de energía, la oxidación de la grasa y el metabolismo de las proteínas en todo el cuerpo.

Cada vez, las mediciones se realizaron después de que los hombres tomaban un alimento líquido estandarizado y alto en carbohidratos, comenta Lee.

"Al comparar sus datos del antes y después, su tasa [global] de energía aumento en más de un 10 por ciento", comenta. "La quema de grasas fue de hasta alrededor del 25 por ciento. Pero la cantidad de proteína quemada fue menor. La persona quema menos proteína y más grasa".

En teoría, comenta, una persona promedio con un peso de 155 libras podría quemar unas 200 calorías adicionales al día con la pastilla. Con el tiempo, eso podría traducirse en una pérdida de peso notoria, mientras se mantiene o se gana masa muscular.

"Si se pierde más grasa que músculo, eso es bueno", comenta Lee.

La presentación inhalable del fármaco puede causar latidos cardíacos anormalmente rápidos; sin embargo, Lee no observó este efecto secundario en los hombres que tomaron la presentación en pastilla.

"Algunos tuvieron insomnio, pero fue leve", comenta. También fue temporal. "Algunos informaron pérdida del apetito".

Además de quemar grasa, el fármaco podría evitar o tratar el desgaste muscular que puede acompañar a la edad. "Potencialmente, podría revertir o prevenir este proceso y tratar la debilidad", comenta Lee.

El Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia (The National Health Medical Research Council Australia) financió el estudio.

Fármaco contra el asma usado como medicamento para quemar grasa: análisis de los expertos

A otros fármacos de esta clase se les ha considerado útiles para quemar grasa, comenta Greenway, profesor y director de investigación clínica ambulatoria en Pennington.

"Aumentan el tejido magro y reducen la grasa corporal", comenta en general acerca de los fármacos. Sin embargo, no espera que los resultados de la pérdida de peso sean drásticos.

La reducción de la grasa, sin embargo, debería lograr que las personas estén más saludables, comenta a WebMD. Si se confirman las evaluaciones del fármaco contra el asma, expresa, y se empieza a usar, "las personas probablemente lucirían mucho mejor, pero no más pequeñas, si se quiere. Al pesarse [después de usar el fármaco] podría no observarse una gran diferencia".

''El informe es, sin duda, intrigante", comenta Bruce Wolfe, MD, presidente de la American Society for Metabolic and Bariatric Surgery y profesor de cirugía de Oregon Health and Science University, en Portland.

Sin embargo, comenta, el aumento en la quema de grasa que Lee descubrió es modesto. No se necesitaría mucho para consumir las 200 o más calorías adicionales que quema la pastilla, comenta. "Bastaría comerse un par de galletas".

No obstante, con el tiempo, expresa, tomar la pastilla para quemar grasa podría marcar una diferencia notoria.

Show Sources

Reunión anual de la Sociedad Endocrina (Endocrine Society), 4 al 7 de junio de 2011, Boston.

Frank Greenway, MD, profesor y director de investigación clínica ambulatoria, Centro Pennington de Investigación Biomédica (Pennington Biomedical Research Center), Baton Rouge, Luisiana.

Paul Lee, MD, PhD, investigador, Garvan Institute of Medical Research, y endocrinólogo, St. Vincent's Hospital, Sídney, Australia.

Bruce Wolfe, MD, presidente de la American Society for Metabolic and Bariatric Surgery; profesor de cirugía, Oregon Health and Science University, Portland.

© 2011 WebMD, LLC. All rights reserved. View privacy policy and trust info