Menu

En resumidas cuentas, comer en exceso aumenta la grasa, cualquiera que sea el nivel de proteína

Sin embargo, las dietas altas en proteínas nos ponen encima menos grasa y más masa corporal magra

Medically Reviewed by Laura J. Martin, MD
From the WebMD Archives

3 de enero de 2012 -- He aquí un nuevo estudio que pudimos haber usado antes de las fiestas de fin de año: Si va a pasarse de la raya comiendo, asegúrese de que su dieta tenga suficiente proteínas.

La grasa corporal aumenta entre todos los que comen de más, independientemente del nivel de proteína consumido, según los investigadores. Sin embargo, los que comen en exceso pero con bajos niveles de proteínas en su dieta almacenan un porcentaje más alto de calorías como la grasa. También pierden más masa corporal magra, mientras que los que consumen dietas ricas en proteínas aumentan su masa corporal magra.

El mensaje es claro, señala el investigador, doctor George Bray, profesor Boyd y profesor de medicina en el Centro de Investigación Biomédica Pennington en Baton Rouge, Luisiana.

Las calorías cuentan al igual que el nivel de proteína. “Las dietas muy bajas en proteínas son claramente perjudiciales”, destaca Bray. “Usted pierde masa corporal magra”

El estudio fue publicado en Journal of the American Medical Association.

Comer en exceso, proteínas, y el aumento de peso: resultados del estudio

Otros expertos sugieren que comer en exceso ya sea una dieta baja o alta en proteínas conlleva un menor aumento de peso que comer en exceso una ingesta normal de proteínas.

Bray y su equipo se propusieron evaluar cómo el nivel de proteína afectaba no sólo el aumento de peso cuando se comía en exceso, sino también la composición corporal (porcentaje de masa magra y grasa) y el gasto energético en reposo (la cantidad de calorías que el cuerpo quema en reposo).

El equipo de Bray estudió a 25 hombres y mujeres sanos, de 18 a 35 años, entre 2005 y 2007. Su índice de masa corporal o IMC promedio oscilaba alrededor de 20 y 30. Un IMC de 18.5 a 24.9 se considera como un peso normal.

Cada participante comía primero una dieta de estabilización del peso durante 13 a 25 días. Luego, eran asignados a uno de tres grupos: a una dieta rica en proteínas al 5, 15 y 25 por ciento. Durante las próximas ocho semanas, se alimentaban con una dieta de tres niveles de proteínas que constaba de casi 1000 calorías adicionales al día.

Los investigadores evaluaron su peso, composición corporal y gasto energético en reposo antes y después del estudio.

Los hallazgos podrían ayudar a los expertos a aconsejar a la gente cómo comer para evitar el aumento de peso y la obesidad y mantener una masa corporal magra.

Los resultados: todos los grupos aumentaron de peso, tal como se esperaba. El grupo que seguía una dieta baja en proteína aumentó al menos 7 libras (3.2 kilos). El grupo de la dieta normal de proteínas ganó 13.3 libras (6 kilos). Y el grupo de la dieta rica en proteínas aumento 14.4 libras (6.5 kilos).

Pero “el grupo de la dieta baja en proteínas almacenó un mayor porcentaje de calorías, como grasa, que el resto de los grupos”, asegura Bray a WebMD.

Además, el grupo de la dieta baja en proteínas perdió masa corporal magra, alrededor de 1.5 libras (0.7 kilos). El grupo de la dieta normal de proteínas aumentó 6.3 libras (2.9 kilos) de masa corporal magra, y el grupo de la dieta rica en proteínas aumentó 7 libras (3.2 kilos) de masa corporal magra. Además, la cantidad de calorías quemadas en reposo fue mayor en los grupos de dieta normal y rica en proteínas, pero no en el grupo de la dieta baja en proteínas.

Aunque el exceso de grasa se relaciona con la obesidad, el aumento de la masa muscular magra tiene un efecto positivo sobre el metabolismo.

Comer en exceso y el consumo de proteínas: lecciones

“La dieta baja en proteínas claramente no fue buena en términos de preservación de la masa corporal magra”

Los investigadores no encontraron mucha diferencia en términos de cambios en la composición corporal entre la dieta de proteínas al 15 o 25 por ciento, señala Bray.

“En base al estudio, los adultos sanos deberían considerar obtener entre un 12 y 15 por ciento de las proteínas de su dieta”, apunta Bray. (Esta recomendación no se aplica a las personas mayores o a los deportistas ya que pueden necesitar más).

Para una dieta de 2,000 calorías, significa que habría que consumir alrededor de 300 calorías y 75 gramos de proteínas al día. (Un gramo de proteína tiene 4 calorías). Una pechuga de pollo deshuesada sin piel de 3 onzas tiene alrededor de 27 gramos de proteína. Seis onzas de yogur griego constituyen alrededor de 14 gramos.

Bray trabaja como consultor para Abbott Laboratories y Takeda Global Research Institute. También es asesor de Medifast, Herbalife, y Global Direction in Medicine. Tiene los derechos de autor de Handbook of Obesity.

Comer en exceso, proteínas, y el aumento de peso: 'los peligros de una dieta baja en proteínas'

Los resultados del estudio sugieren las desventajas de comer muy poca proteína, de acuerdo con el doctor David Heber, profesor de medicina de la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA y director fundador del Centro de Nutrición Humana de la UCLA. También es coautor del editorial que acompaña el estudio.

“El peligro de consumir pocas proteínas es que usted come carbohidratos demasiado refinados”, asegura a WebMD. El pan blanco, por ejemplo, es un carbohidrato refinado. “Y además engorda. Y ese aumento peso suele ser de grasa”.

“La proteína es un excelente recurso para controlar su apetito y mantener la masa corporal magra”, sostiene Heber. “He sido un defensor de aumentar el consumo de proteína sin aumentar el de grasa. Ahora mismo, la mayoría de los estadounidenses están en el extremo inferior de la ingesta de proteínas [recomendaciones]. Tiene que consumir proteínas para mantener una masa corporal magra”.

Heber informa que es consejero de The Obesity Society. También es asesor de POM Wonderful, Herbalife y McCormick Spices y tiene los derechos de autor de los libros What Color Is Your Diet? yThe L.A. Shape Diet.

Noticias Medicas de WebMD en Español

Sources

Bray, G. Journal of the American Medical Association, 4 de enero, 2012.

Li, Z. Journal of the American Medical Association, 4 de enero, 2012.

George Bray, MD, profesor de Boyd y professor de medicina, Pennington Biomedical Research Center, Baton Rouge, La.

David Heber, MD, professor de medicina y director fundador, UCLA Center for Human Nutrition.

© 2012 WebMD, LLC. All rights reserved.
Click to view privacy policy and trust info