¿La obesidad causa dolor?

Estudio: las personas obesas sienten dolor más frecuentemente, aun si son saludables

From the WebMD Archives

30 de enero de 2012 – Un nuevo estudio de gran tamaño muestra que la obesidad y el dolor a menudo van de la mano. Esto parece ser cierto aun si la persona obesa es por lo demás sana.

Los investigadores dicen que esto plantea algunas preguntas: ¿Puede causar dolor el exceso de peso? Si es así, ¿cómo nos hace daño la grasa corporal?

Una serie de afecciones crónicas que causan dolor son también más comunes en personas con sobrepeso y obesidad. Esas afecciones incluyen la artritis, la depresión, la fibromialgia, diabetes tipo 2 y el dolor de espalda.

Así que se ha presumido que la obesidad hace que una persona sea más propensa a tener múltiples problemas médicos, y muchos de estos pueden causar dolor.

El nuevo estudio, sin embargo, que incluyó respuestas de más de 1 millón de estadounidenses, encontró que la relación entre la obesidad y el dolor persistió incluso después de que los investigadores trataran de explicar la influencia de otros problemas de salud que causan dolor.

 "“Estar enfermo puede causar dolor, pero eso no necesariamente explica la relación entre la obesidad y el dolor", dice el investigador, Arthur A. Stone, PhD, distinguido catedrático y vicepresidente del departamento de psiquiatría en el Centro Médico Universitario de Stony Brook, Nueva York.

El estudio se encuentra publicado en la revista Obesity.

La obesidad y el dolor en Estados Unidos

Para el estudio, los investigadores se basaron en datos recogidos por encuestas telefónicas realizadas por la organización de Gallup del año 2008 al 2010.

La mayoría de los encuestados eran de raza blanca (85.1%) y habían recibido por lo menos educación secundaria (94.2%).

A cada participante en la encuesta se le pidió que reportara su altura y peso. Basándose en esa información, 36.8% de las personas en el estudio cayeron en la categoría de índice de masa corporal (IMC) bajo o normal, 38.3% fueron considerados con sobrepeso y 24.9% fueron considerados obesos.

A las personas se les preguntó si habían experimentado dolor físico el día anterior. También se les preguntó si habían tenido alguna afección en el cuello, espalda, piernas o rodillas que les hubiera causado dolor en los últimos 12 meses, o si habían experimentado cualquier otra afección que les causara dolor recurrente.

Continued

También se les preguntó acerca de la presencia de una variedad de otras afecciones médicas, incluyendo presión alta, colesterol alto, asma, diabetes, ataque cardíaco y depresión. Los investigadores encontraron que conforme el peso aumenta, también aumenta la probabilidad de que una persona esté experimentando dolor.

En comparación con personas de peso normal en la encuesta, las personas en el grupo de sobrepeso (aquellas con IMC entre 25 y 29) presentaron alrededor de 20% más dolor. Las personas con IMC entre 35 y 39 presentaron 136% más dolor y aquellas con IMC por encima de 40 reportaron 254% más dolor.

Como es de esperar, los dolores crónicos representan una buena parte de esos resultados.

Y los investigadores reconocen que las relaciones entre los problemas crónicos de salud y la obesidad son complejas. En algunos casos, podría ser que tener artritis hace menos probable que una persona esté en movimiento, lo que a su vez, la hace subir de peso. En otros, puede ser que el sobrepeso ponga tensión sobre las articulaciones, lo cual conduce a problemas de articulaciones que causan dolor.

Cuando los investigadores tomaron en cuenta las influencias de otros problemas de salud y afecciones que causan dolor, tener sobrepeso dejó de asociarse con presentar dolor.

Pero las personas que eran obesas aún reportaron más dolor que aquellas con un IMC normal. Los investigadores advierten que sus hallazgos son solo una asociación. No demuestran que la grasa por sí sola cause dolor.

Sin embargo, este estudio refleja los resultados de otros muchos estudios más pequeños que también han encontrado asociaciones entre el dolor y la obesidad, aun cuando no hubo otras afecciones crónicas que explicaran los hallazgos.

Por eso dicen que tiene sentido que podría haber otro mecanismo asociado a tener mucho tejido graso o a problemas con el metabolismo del cuerpo que podrían explicar el dolor.

¿Puede la grasa causar dolor?

El estudio no fue capaz de explicar cómo la grasa puede causar dolor.

Sin embargo, Stone dice que se sabe que las células grasas producen sustancias químicas que aumentan la inflamación. "Y sabemos que la inflamación está muy ligada a la percepción del dolor, así que existe la posibilidad de que haya alguna conexión a través de ese tipo de proceso".

Dice que esas preguntas necesitarán, en última instancia, ser evaluadas por otros investigadores.

Noticias Medicas de WebMD en Español Reviewed by Laura J. Martin, MD

Sources

Stone, A. Obesity, publicado en línea el 30 de enero de 2012.

Comunicado de prensa, Stony Brook University.

Arthur A. Stone, PhD, catedrático distinguido y vicepresidente, departamento de psiquiatría, Stony Brook University Medical Center, Stony Brook, Nueva York.

© 2012 WebMD, LLC. All rights reserved.

Pagination