Búhos Nocturnos Pueden Subir Más Libras

Estudio halló que estas personas comen la peor comida tarde en la noche, horas después que otras personas que duermen bien ya se han ido a la cama

From the WebMD Archives

Un nuevo estudio indica que los búhos nocturnos tienen más probabilidades de subir de peso que las personas que duermen bien ya que ellos tienden a buscar en la cocina comida no nutritiva (comida basura) en las tempranas horas de la mañana.

Investigadores de la Universidad de Pennsylvania encontraron que las personas que se mantuvieron despiertas hasta las 4 a.m. en un laboratorio para el sueño comieron más de 550 calorías adicionales durante las tardes horas de la noche.

"Las personas consumieron una cantidad substancial de calorías durante las tardes horas de la noche cuando normalmente deberían estar en la cama," dijo la co-autora del estudio Andrea Spaeth, candidata al doctorado en el departamento de psicología de la Universidad de Pennsylvania. "Estas calorías también fueron más altas en grasa comparadas a las calorías consumidas en otras horas del día."

Como resultado, las personas que se mantuvieron despiertas hasta tarde subieron más peso durante los cinco días de privación del sueño que las personas en el grupo controlador a las que se les permitió dormir bien, dijo Spaeth.

Comer demasiado tarde en la noche probablemente sea el resultado de cambios hormonales que ocurren en las personas con privación del sueño, dijo el Dr. W. Christopher Winter, director médico del Centro de Medicina para el Sueño Martha Jefferson (Sleep Medicine Center) en Charlottesville, Va.

Estas personas tienden a tener un aumento en sus niveles de ghrelin, una hormona que estimula los deseos de comer, y una disminución en los niveles de leptina, una hormona que hace que las personas se sientan llenas o satisfechas.

"Ahora usted está en una situación donde desea comer mala comida y cada vez más de eso y su cuerpo se siente menos satisfecho cuando ingiere esa comida mala," dijo Winter.

El equipo de investigación supervisó los hábitos de comer de alrededor de 200 personas que, por cinco días seguidos, se mantuvieron despiertas hasta las 4 a.m. y luego se les permitió solamente cuatro horas de sueño.  Esas personas permanecieron en el laboratorio todo el tiempo, yendo en grupos de cuatro o cinco a la vez.

Continued

A estas personas se les permitió comer lo que les gustaba y supervisores o monitores entrenados en el laboratorio para el sueño mantuvieron un seguimiento de la cantidad consumida y las horas que comían.

Investigadores después compararon el consumo de sus calorías y el peso alcanzado con los del grupo controlador al cual se le permitió buenas noches de sueño en el mismo laboratorio con la misma disponibilidad de las comidas.

"La única diferencia entre los dos grupos fue el sueño," dijo Spaeth. "Ellos permanecieron en una suite y en la suite había una cocina con un refrigerado y un microondas."

Los hábitos de comer del grupo controlador no cambiaron.  El grupo con privación del sueño comenzó a comer calorías adicionales entre las 10 p.m. y las 4 a.m., y tenía la tendencia de comer comidas que engordaban más durante ese período de tiempo.  "Eso de alguna manera imita al mundo real, cuando usted se encuentra despierto hasta tarde en la noche y va hacia el refrigerador," dijo Spaeth.

Hubo una diferencia clave entre el laboratorio y el mundo real.  Debido a que el estudio tuvo lugar en un hospital, la cocina de la suite estaba repleta de comida del hospital. "Yo me pregunto si el efecto podría ser más fuerte en el mundo real, donde usted tiene acceso a más comida llena de calorías," dijo Spaeth.

Los descubrimientos están publicados en la edición de julio de la revista Sleep (Dormir).

Estudios anteriores han demostrado una asociación entre dormir y subir de peso, dijo Winter, pero esta investigación es valiosa porque proporciona observaciones precisas dentro de un laboratorio.

"Siempre que usted está tratando con estudios dentro de un área, a menudo depende de algún tipo de diario alimenticio o de lo que recuerda el paciente," dijo Winter. "Es sorprendente cuánta comida una persona puede comer y no acordarse. Es difícil mantener un seguimiento de las personas en términos de comidas y el dormir. Cuando las personas están en un laboratorio, ellas perfectamente pueden controlar las condiciones e informarlas."

Las personas negras suben más peso que las personas blancas y los hombres suben más peso que las mujeres.  Investigadores están actualmente llevando a cabo investigaciones de seguimiento que involucran el detallado conteo de calorías para tratar de explicar estas diferencias, dijo Spaeth.

Continued

El estudio le da más valor a la creciente cantidad de evidencia que indica que las personas que quieren controlar su peso necesitan dormir de siete a ocho horas cada noche, dijo Winter.

Las personas que no pueden tener una buena noche de sueño – como las personas que están viajando o trabajan tarde para cumplir con una fecha límite – necesitan prestar atención extra a sus deseos de comer, él agregó.

"Dios sabe que estoy consciente de eso," dijo Winter. "Generalmente, viajo mucho y puedo sentir mi deseo por comer comida que realmente no necesito y no sabía que quería. Yo sé que cuando paso por un aeropuerto tarde en la noche y veo unos pretzels cubiertos de chocolate, yo sé que deseo comerlos, no porque tengo hambre. Yo pienso que si los pacientes estuvieran más conscientes de estas cosas, ellos van a decir, 'No voy a comer esto porque no tengo hambre y no ve va a hacer nada bueno.'"

Noticias Medicas de WebMD en Español Reviewed by Brunilda Nazario, MD

Sources

FUENTES: 
Andrea Spaeth, candidata al doctorado, departamento de psicología, Universidad de Pennsylvania, Philadelphia; Dr. W. Christopher Winter, director médico, Centro de Medicina del Sueño Martha Jefferson, Charlottesville, Va.; Julio 2013 Sleep (Dormir).

© 2013 WebMD, LLC. All rights reserved.

Pagination