Uno de cada 5 adultos en Estados Unidos tiene alergias nasales o rinitis alérgica. A pesar de lo comunes que son, mucha gente no les hace caso.

“La rinitis alérgica es una enfermedad a la que no se le da importancia”, dijo el Dr. Jonathan A. Bernstein, MD, alergista de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati. “Obviamente, nadie fallece por causa de ella, pero puede provocar mucho malestar y sufrimiento”.

Todos esos estornudos, congestión y lagrimeo afectan a la persona. Las personas con rinitis alérgica pueden perder días de trabajo y, si no faltan, se les hace difícil cumplir con sus obligaciones laborales o escolares. Por ello, la rinitis alérgica causa pérdidas que ascienden a miles de millones de dólares en Estados Unidos.

Las alergias nasales también pueden provocar otros trastornos, como problemas de las cavidades o senos nasales. Pero esto se puede evitar.

“La rinitis alérgica es un problema que se puede tratar”, dijo Bernstein, “y cuando las personas reciben el diagnóstico, con el tratamiento debido, les va muy bien”. Si sus alergias nasales son demasiado molestas, es hora de recuperar el control.

Alergias nasales y problemas en los senos nasales

Los síntomas de la alergia, de por sí, son suficientemente malos. Pero en muchas personas, la rinitis alérgica puede causar o empeorar otras complicaciones o trastornos.

¿Cuál es la relación entre las alergias y los problemas de los senos nasales?

Los senos nasales son cavidades en el cráneo que están conectadas a los conductos de la nariz. Cuando las alergias hacen que las membranas mucosas se hinchen, el tejido inflamado puede bloquear las cavidades. Los senos nasales no pueden drenar, y las secreciones y el aire quedan atrapados. Esto produce dolor y presión.

Atención a los síntomas de las alergias

A pesar de que las alergias generan malestar y complicaciones, muchas personas no toman en serio los síntomas.

No se dan cuenta del impacto que tienen las alergias en su vida, especialmente cuando han vivido con ellas durante años y décadas, dijo el Dr. Leonard Bielory, MD, profesor de alergias e inmunología en la Universidad Rutgers.

Se acostumbran a la congestión nasal, problemas crónicos de los senos nasales, alteraciones del sueño y la fatiga, como también a respirar por la boca. Después de un tiempo, no recuerdan los tiempos sin alergias.

Cuando los síntomas empeoran, se las arreglan como sea. Compran diversos medicamentos de venta sin receta en la farmacia. Tratan de adivinar las causas de sus alergias y procuran evitar lo que piensan que las causan. Pero nunca reciben un verdadero diagnóstico.

Hay mejores formas de enfrentar el problema. Dado el impacto que las alergias nasales pueden tener en la vida, realmente es necesario recibir una evaluación médica y tratamiento adecuado.

Tratamientos para la rinitis alérgica: Medicamentos de venta libre

¿Tiene rinitis alérgica leve o síntomas que solo se presentan unas cuantas semanas al año? Entonces, es posible que los medicamentos de venta libre basten para brindar alivio.

Entre los tratamientos sin receta para la rinitis alérgica están:

Atomizadores nasales con esteroides. Estos medicamentos reducen la inflamación de los conductos nasales. Los médicos los recomiendan como la primera opción de tratamiento debido a su eficacia y porque son fáciles de usar. Muchos se venden con receta médica y algunos, entre ellos budesónida (Rhinocort), propionato de fluticasona (Flonase) y acetónido de triamcinolona (Nasacort), se pueden comprar sin receta.

Antihistamínicos. Estos medicamentos bloquean la histamina, una sustancia química que causa muchos síntomas de alergia. Ayudan a aliviar la picazón y los estornudos. Entre ellos están la cetirizina (Zyrtec), fexofenadina (Allegra) y loratadina (Claritin). Se sabe que los antihistamínicos clorfeniramina y difenhidramina causan somnolencia. Si su problema principal son los estornudos y la picazón, su médico tal vez le recomiende uno de estos, posiblemente con otros tratamientos.

Descongestionantes. Si bien es posible controlar muchos síntomas de alergias con antihistamínicos, estos no alivian la congestión. Esa es la función de los descongestionantes. Algunos se toman por la boca, y otros son atomizadores nasales. Reducen la inflamación de los conductos nasales y los abren.

Los descongestionantes en atomizador nasal como nafazolina (Privine), oximetazolina (Afrin, Dristan, Duramist) o fenilefrina (Neo-Synephrine, Rhinall, Sinex) no deben usarse durante más de tres días seguidos. Si los usa por mucho tiempo, pueden hacer que empeoren los síntomas. Los médicos le llaman a esto el efecto rebote.

Los descongestionantes orales –los que se toman por la boca, como la pseudoefedrina (Sudafed, Sudogest)– no son recomendables para todas las personas. Estos medicamentos elevan la presión arterial, por lo que no debe tomarlos si ya tiene la presión alta o ciertos trastornos del corazón. Los hombres que tienen dificultad para orinar debido al agrandamiento de la próstata tal vez noten que este problema empeora si toman descongestionantes.

Otros medicamentos. También pueden ser beneficiosos otros medicamentos de venta libre. Muchos otros se venden con receta médica. Tal es el caso de los que se mencionan abajo. El ácido cromoglícico (NasalCrom) es un atomizador nasal que puede aliviar la secreción o picazón nasal, los estornudos y la congestión debido a alergias. Las gotas contra las alergias en los ojos con los ingredientes nafazolina (Naphcon-A, AK-Con-A) y tetrahidrozolina (OptiClear) pueden aliviar el enrojecimiento de los ojos. Otras gotas oftálmicas que ayudan a aliviar la picazón de los ojos son el ketotifeno (Zaditor, Alaway), un antihistamínico.

Tratamientos para la rinitis alérgica que requieren receta médica

Si los medicamentos de venta libre no lo alivian, es posible que necesite medicamentos recetados. Entre los tratamientos para la rinitis alérgica que solo se consiguen con receta médica están:

Atomizadores nasales con esteroides. Ya sabe sobre los sprays nasales sin receta. También hay versiones que requieren receta médica. “Lo fabuloso de los atomizadores con esteroides es que con un solo medicamento, se puede tratar la congestión, la picazón y los estornudos”, dijo la Dra. Corinna Bowser, MD, alergista en Pensilvania. Ejemplos de ellos son dipropionato de beclometasona (Qnasl, Beconase AQ), budesónida (Rhinocort), propionato de fluticasona (Flonase), mometasona (Nasonex) y triamcinolona (Nasacort). La budesónida, propionato de fluticasona y triamcinolona también se venden sin receta.

Si le preocupa tomar un esteroide, los expertos enfatizan que estos son medicamentos muy seguros. Una ventaja importante de los sprays nasales es que el medicamento va directamente al punto afectado, la nariz, y representan un riesgo mínimo, en vez de circular por todo el cuerpo.

Antihistamínicos y descongestionantes con receta. Es posible que el médico también le recete una pastilla antihistamínica, como desloratadina (Clarinex) o levocetirizina (Xyzal). Algunos antihistamínicos de venta con receta también contienen un descongestionante. La azelastina (Astelin) es un spray antihistamínico nasal que con frecuencia se usa simultáneamente con atomizadores con esteroides. También se recetan gotas antihistamínicas para los ojos.

Otros medicamentos. Montelukast (Singulair), un medicamento llamado "modificador de leucotrienos", ayuda a aliviar los síntomas de la rinitis alérgica. Pero no debe ser el tratamiento principal. Según sus síntomas, los atomizadores y gotas para los ojos con receta también son opciones. Para los casos más severos, los esteroides orales pueden ser útiles. La prednisona es el tratamiento estándar.

Inmunoterapia. Si le preocupa tomar medicamentos por mucho tiempo, las inyecciones para las alergias podrían ser una opción. Continue Reading Below

“Lo que le inyectan es una cantidad mínima del alérgeno, y su sistema inmunitario hace el resto”, afirmó Bowser. “Realmente es el tratamiento más natural que tenemos”. Solo puede ponerse inyecciones contra alérgenos comunes, como el polen, la caspa de mascotas, los ácaros del polvo y el moho. Los resultados no duran para siempre. Para que los beneficios duren lo más posible, debe ponerse inyecciones por lo menos durante 3-5 años.

La “inmunoterapia sublingual” no requiere inyecciones. Se trata de una pastilla que se toma a diario por varios meses. El paciente deja que la pastilla se disuelva debajo de la lengua. No está disponible para todos los tipos de alergia y quizá no tenga efecto si olvida tomarla algunos días. En Estados Unidos, estas son las tabletas sublinguales que ha aprobado la FDA: Oralair y Grastek para el polen del pasto, Ragwitek para el polen de la ambrosía y Odactra para la alergia a los ácaros. Usted recibe la primera dosis en el consultorio médico y luego toma las pastillas en casa, según la receta.

Remedios caseros para la rinitis alérgica

Los medicamentos con frecuencia son la clave para controlar las alergias nasales y problemas de los senos nasales. Pero usted también puede tomar medidas al respecto. Estas son unas cuantas sugerencias.

Irrigación nasal . Si todavía no lo ha probado, echarse agua salada en la nariz quizá le parezca un tratamiento extraño para las alergias nasales. Pero surte efecto. “Algunos estudios descubrieron que la irrigación nasal es tan eficaz como un antihistamínico para reducir los síntomas”, dijo Bowser. Hay pruebas de que también alivia la sinusitis.

La forma en que funciona es simple. Al enjuagar los conductos y cavidades nasales con agua salada, la irrigación se lleva los alérgenos que causan los síntomas, además de las bacterias y la mucosidad excesiva. “Si quiere aire de buena calidad en casa –o los pulmones– los filtros deben estar limpios”. Para preparar la solución para irrigar o enjuagar los senos nasales, use agua destilada, estéril o hervida (debe usarla solo luego de que se haya enfriado). También es importante enjuagar el dispositivo de irrigación y dejarlo al aire para que se seque totalmente cada vez que lo use.

Los expertos afirman que los rinocornios neti (neti pot) o frascos que se aprietan parecen funcionar igual de bien que los dispositivos más caros. Tenga en cuenta que la irrigación nasal (que despeja los conductos nasales) no es lo mismo que los atomizadores de agua salina (que simplemente los humedecen).

Los rinocornios y otros dispositivos de irrigación nasal se venden en farmacias, supermercados e internet. Los básicos cuestan de $10 a $15, mientras que los dispositivos de irrigación nasal más caros pueden costar más de $100.

Control ambiental. Si puede reducir su exposición a los alérgenos, reducirá sus síntomas. O sea que tome medidas sensatas de precaución en casa. Si es alérgico a los ácaros del polvo, compre una funda de colchón para mantenerlos fuera. Si se trata del polen, mantenga cerradas las ventanas y use el aire acondicionado para filtrar el aire. Si el problema es la caspa de las mascotas, mantenga al animal fuera de su dormitorio. Considere probar un filtro de partículas de alta eficiencia (HEPA por su sigla en inglés). Sin embargo, no gaste una fortuna tratando de eliminar los alérgenos de su vivienda. Es imposible. “El control ambiental es un primer paso importante”, dijo Bowser. “Pero en la mayoría de los casos no es suficiente para controlar los síntomas”.

Aire húmedo. Si el aire está seco y usted está teniendo problemas de los senos nasales –como dolor y presión– mantenga la humedad de los conductos nasales. Use un humidificador o vaporizador (y manténgalo limpio). Otras sugerencias: dúchese largo rato, póngase compresas calientes en la nariz y la boca, y respire el vapor de una olla. Simplemente asegúrese de que su casa no esté demasiado húmeda. A los ácaros del polvo, una causa común de alergias, les encanta la humedad.

Protección. Si sabe que va a estar expuesto a un alérgeno, tome precauciones. Por ejemplo, si tiene que rastrillar el jardín durante la época de polen, póngase una máscara y gafas de protección, o deje que otra persona lo haga.

Suplementos . Algunas personas quieren un tratamiento para las alergias que no requiera fármacos y, en vez, esperan encontrar una cura “natural”. Hay evidencia de que los suplementos como el ruibarbo de ciénaga o petasite gigante (butterbur) y quersetina (quercetin) pueden aliviar los síntomas de alergia.

La lucha contra la rinitis alérgica: dónde empezar

Si los tratamientos de venta sin receta para las alergias le surten efecto, ¡fabuloso! Si no, vaya al médico.

Tal vez usted cree que tiene alergias cuando en realidad tiene rinitis no alérgica, que la producen irritantes como el humo de cigarrillo o vapores químicos en vez de alérgenos. O tal vez sus síntomas se derivan de catarros, asma, efectos secundarios de los medicamentos, problemas de los senos nasales o la tiroides, u otros. Si las alergias no son el problema verdadero, los medicamentos para las alergias no lo ayudarán.

Si su médico dice que tiene rinitis alérgica, es buena idea encontrar la causa de sus alergias. La única manera de hacerlo es con pruebas.

“Algunas personas con rinitis alérgica pasan mucho tiempo y gastan mucho dinero centrándose en la alergia equivocada”, dijo el Dr. Hugh H. Windom, MD, profesor clínico adjunto de alergias e inmunología en la Universidad del Sur de Florida.

“Suponen que son alérgicos a los ácaros, por lo que gastan miles de dólares renovando su casa, sacando las alfombras y limpiando los conductos de aire. Pero la causa resulta ser el roble que esta al otro lado de la ventana de su habitación”.

Así que hágase pruebas de alergia antes de tomar medidas drásticas. Sería terrible separar a su hijo de su adorado gatito y buscarle una nueva familia a su mascota, si luego se da cuenta de que en realidad no era alérgico a los gatos.

Artículo de WebMD

Próximo En La Serie

From WebMD

Más Sobre las Alergias