La tercera edad y el sistema de salud: Cómo adaptarse a las innovaciones

Hace poco, ir al médico era una experiencia sencilla. Si te sentías enfermo, hacías una cita. Llamabas o ibas a ver al médico en persona. Luego, ibas a la farmacia a recoger los medicamentos recetados.

Pero los tiempos están cambiando. Muchos proveedores de servicios de salud están adaptando la manera que practican medicina. Cuando entiendas cómo ha cambiado el entorno de del sistema de salud, podrás navegarlo.

Introducción a la telemedicina

Cuando adoptan el servicio de telemedicina, los médicos usan tecnología, como computadoras o teléfonos inteligentes, para proveer servicios de salud a distancia. Puedes, desde tu casa, tener citas cara a cara por plataformas de vídeo. También puedes mandar fotos o vídeos de tu afección, como una foto de una alergia de la piel. 

El beneficio principal de la telemedicina es que es fácil, conveniente y limita tu exposición a gérmenes. Eso quiere decir que en lugar de ir a la clínica de tu doctor, puedes hablar con él o ella por teléfono, iPad o computadora. Puedes hacerlo por plataformas de vídeo, como Zoom, FaceTime, Skype y WhatsApp.

Puedes hacer preguntas, describir cómo te sientes y mostrarle los síntomas al médico usando la cámara del dispositivo. Pero si necesitas un examen físico o tienes síntomas como falta de respiración, tos persistente o dolor de estómago es mejor que vayas a la clínica en persona. Tu doctor te ayudará a decidir qué hacer para tratar esos síntomas.

Según una encuesta reciente, 1 de cada 5 doctores usa la telemedicina. El objetivo es que eso sea más fácil y más rápido que conducir a un consultorio. Los peritos en salud dicen que le ahorra tiempo a los médicos y reduce los costos de servicios de salud.

Hay estudios que sugieren que en algunas situaciones, la telemedicina puede ser tan efectiva como ver a un médico en persona. Habla con tu médico si te interesa tener tus citas por un servicio de telemedicina, pero ten presente que hay muchas condiciones que no se pueden evaluar de forma virtual.

¿Cómo se desarrolla una cita por telemedicina?

El personal de tu doctor te ayudará a usar el servicio de telemedicina. Puede ser tan fácil como usar un enlace que te llega por correo electrónico. Pídele a un familiar o a un amigo que te ayude a configurar la computadora o el teléfono antes de la cita. Los seguros médicos, entre ellos Medicare, cubren el costo de las citas por telemedicina.

Para participar en la cita, necesitarás un teléfono inteligente, una tableta digital o una computadora con una cámara. Es posible que el consultorio del médico te de una aplicación para la computadora u otro dispositivo que tendrás que bajar.  Sigue estos consejos para tener una cita exitosa.

  • Siéntate en un espacio donde tengas privacidad para que puedas hablar de temas médicos personales.
  • Asegúrate que el espacio esté bien iluminado.
  • Apaga la televisión o cualquier cosa que emita un sonido.
  • Antes de la cita, apunta las preguntas que quieras hacerle al médico. Ten a la mano papel y pluma para anotar lo que te diga el médico.
  • Haz una prueba del servicio con tu computadora o tu teléfono y la aplicación antes de la cita.

Continued

Urgencias médicas menores

Si tienes una condición de emergencia con riesgo de muerte, llama al 9-1-1 o ve a una sala de emergencia. Si no peligra tu vida por la lastimadura o la enfermedad, pero no puedes esperar a que te atiendan al día siguiente, dirígete a un centro de urgencias médicas menores.

Estas clínicas son una buena opción si tu médico no está disponible o si tienes un problema en horas inhábiles.  Esos centros de atención tienen doctores, enfermeras especializadas y otros proveedores de servicios de salud. Muchos ofrecen servicios de radiografía y laboratorio.

Siempre conviene llamar antes de ir para determinar si pueden atender el problema de salud o si es mejor ir a una sala de urgencias. Pero, en general, puedes ir a un centro de urgencias médicas menores para tratar una variedad de problemas médicos, como:

  • Caídas y accidentes
  • Fiebre y gripa
  • Fracturas y quebrantaduras leves
  • Cortaduras de poca profundidad que necesiten puntos
  • Alergias e infecciones de la piel
  • Malestares de la espalda de menor urgencia
  • Quemaduras leves
  • Asma y otros problemas de respiración de leves a moderados
  • Irritación y enrojecimiento en los ojos
  • Vómito, diarrea o deshidratación

Ir a un centro de urgencias médicas menores te puede ahorrar dinero y tiempo.  En la mayoría de los casos, te atienden en 30 minutos o menos. Por lo general, el seguro cubre el tratamiento que te dan. El costo promedio de una cita es de $100 a $150. En comparación, el costo promedio de tratamiento en una sala de emergencias de un hospital es de más de $1.300.

Farmacias en línea

Pide tus medicamentos por receta en línea. Llegarán a tu puerta, y te ahorrarás un viaje a la farmacia. Pero es importante que te informes bien sobre la reputación y las prácticas de la farmacia. La mayoría de farmacias en línea no son empresa reales. Algunas venden medicamentos adulterados o medicinas que tienen las etiquetas incorrectas.

De hecho, se calcula que 1 de 6 estadounidenses ha comprado un medicamento por receta en línea, sin tener la receta para él. Eso es riesgoso porque es posible que esas medicinas no tienen la cantidad correcta del principio activo o pueden contener ingredientes dañinos.

Continued

Antes de comprar un medicamento por receta en línea, busca una farmacia que tenga las siguientes prácticas:

  • Requiere una receta válida
  • Tiene una licencia o certificación de un consejo estatal de farmacéuticos
  • Tiene un farmacéutico con una licencia de un estado de Estados Unidos que puede contestar preguntas
  • Tiene una dirección física en Estados Unidos

Además, puedes averiguar si la farmacia tiene a la vista el sello que indica que tiene la acreditación Verified Internet Pharmacy Practice Sites, emitida por el National Association of Boards of Pharmacy, el consejo nacional de farmacia.

No te fíes de farmacias en línea que no te pidan una receta y que ofrezcan precios muy bajos y que parecen ser una ganga. También evita las farmacias fuera de Estados Unidos.

Médicos que se jubilan

La generación de los llamados baby boomers (personas nacidas en la posguerra o Segunda Guerra Mundial) ha entrado a la edad de jubilación. Hay decenas de miles de doctores que pertenecen a esa generación. Es posible que necesites encontrar un doctor de cabecera nuevo. Éste puede ser un doctor de medicina familiar o de medicina interna. O puedes buscar un doctor de medicina geriátrica, es decir, un médico que se especializa en tratar a pacientes de mayor edad.

Tienes que confiar en tu doctor y sentirte a gusto cuando hables con él. Estos consejos pueden ayudarte a encontrar el médico idóneo:

  • Haz una lista de doctores potenciales. Pídele a tus amigos y familiares que te compartan los nombres de los médicos que los atienden a ellos. Consulta la lista de médicos que te da el seguro de salud.
  • Decide qué quieres. Por ejemplo, quizás quieras un doctor que tenga un horario vespertino. O uno que esté afiliado a un hospital en particular. O uno que sea parte de un grupo de médicos.
  • Busca información sobre los doctores potenciales. Busca información sobre sus credenciales y los comentarios de otros pacientes. Llama al colegio de médicos estatal o local para averiguar si se han presentado quejas en contra de ellos.
  • Llámalos. Pídele al personal administrativo de la clínica que te de las políticas de práctica y los lineamientos de pagos. Es posible que también quieras hacer una cita con el médico para conocerlo y hablar sobre tus necesidades.

Cuando tomes tu decisión, toma en cuenta si el doctor te dio la oportunidad de hacer preguntas y escuchó lo que le querías decir.

Artículo médico de WebMD Reviewed by Dra. Brunilda Nazario on August 27, 2020

Sources

FUENTES:

Society for Health Care Strategy & Market Development: “Evolving Healthcare Landscape.”

Washington State Hospital Association: “Frequently Asked Questions About Telemedicine: A Patient’s Guide.”

American Academy of Family Physicians: “Survey, FP Expert Agree: Interest in Telehealth on the Rise,” “What’s the difference between telemedicine and telehealth?”

Today’s Geriatric Medicine: “Technology: Health Care Solve for Elders?”

Annals of Allergy, Asthma, and Immunology: “Telemedicine as Effective as In-Person Visits for Persons with Asthma.”

Neurology: “National Randomized Controlled Trial of Virtual House Calls for Parkinson’s Disease.”

Johns Hopkins Medicine: “Video Visits from Home.”

Mount Sinai Health System: “What is Urgent Care and When Should You Use It?”

Urgent Care Association: “Booming Urgent Care Industry Fills Gaps in Patient Care.”

Debt.org: “Emergency Rooms vs. Urgent Care Centers.”

American Academy of Urgent Care Physicians: “What is Urgent Care Medicine?”

News Release, U.S. Food & Drug Administration.

American Pharmacists Association: “Illegal Online Drug Sellers: How to Stop Them?”

Journal of Medical Internet Research: “Health Outcomes in Patients Using No-Prescription Online Pharmacies to Purchase Prescription Drugs.”

FDA: “How to Buy Medicines Safely From an Online Pharmacy.”

Texas Medical Center: “Bracing for a Deficit of Doctors.”

National Institute on Aging: “How to Choose a Doctor You Can Talk To.”

Aging Today: “Emergency! Yes? No. Urgent Care Centers Are on the Rise, Filling in the Care Gap for Elders.”

Alexis Halpern, MD, NewYork-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center.

NewYork-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center.

Joel I. Silverman, DO, FACP.

© 2020 WebMD, LLC. Todos los derechos reservados.

Pagination

Get Wellness Tips In Your Inbox

Wellness tips designed to help you live happier and healthier as you age. Sign up for the Good Health newsletter.

By clicking Subscribe, I agree to the WebMD Terms & Conditions & Privacy Policy and understand that I may opt out of WebMD subscriptions at any time.