photo of senior using telemedicine
In this Article

El COVID-19 ha cambiado la forma en que hacemos todo, especialmente cuando se trata de las visitas al médico. Los adultos mayores tienen un mayor riesgo de padecer complicaciones por el coronavirus, por lo que es mejor evitar exponerse al virus innecesariamente. Pero a veces necesitas ver al médico en persona. ¿Y qué sucede si tienes que ir al hospital? Le preguntamos a los expertos qué se debe esperar y cómo se puede obtener la mejor atención médica, ahora que se han levantado algunas restricciones.

¿Qué esperar?

A pesar de que las pautas recomendadas contra el COVID-19 han llevado a cambios en las restricciones de seguridad, las instalaciones donde se ofrecen servicios médicos todavía tienen un alto nivel de requisitos y protecciones, asegura el Dr. Marc Rabinowitz, MD, quien se especializa en medicina interna en el condado de Bucks, PA. 

"Las restricciones que se han levantado no se aplican a los entornos de atención médica", dice Rabinowitz. Los protocolos de seguridad como el uso de las mascarillas y el distanciamiento social todavía están vigentes en los entornos médicos, como los hospitales y los hogares para envejecientes.

En la clínica de tu doctor

Los consultorios médicos aún tienen protocolos de seguridad contra el COVID-19 para proteger a los pacientes y a los empleados.

Estas son algunas cosas que puedes esperar:

  • Se podría requerir el uso de la mascarilla.
  • Los doctores y el personal médico podrían usar mascarillas y guantes.
  • Podría haber menos personas a la vez dentro de las salas de espera.
  • Se podría limitar el número de visitantes.
  • Los empleados podrían realizar procesos de desinfección regularmente.
  • La oficina podría estar configurada para el distanciamiento social.

Algunas instalaciones médicas todavía limitan las visitas, por lo que es posible que tu familia o tus cuidadores tengan que esperar afuera. Pero aún pueden participar en tus visitas, dice la Dra. Alexis Halpern, MD, especialista en medicina geriátrica de emergencia en el centro médico NewYork-Presbyterian/Weill Cornell. Tu médico puede llamar por teléfono o hacer una videollamada con tu familia para que estén actualizados e incluidos en la toma de decisiones sobre tu salud.

En el hospital

"Por favor, no te quedes en casa porque temes estar expuesto o contraer coronavirus mientras estás en el hospital", dice Halpern.

Los hospitales han establecido protocolos para protegerte. Muchos de los protocolos de seguridad que se implementaron al comienzo de la pandemia todavía están en vigor en los hospitales, junto con algunos protocolos nuevos.

Esto es lo que puedes esperar:

  • Los doctores y profesionales de salud usan equipo de protección personal como mascarillas, guantes y cubiertas para la cara (pantallas faciales).
  • Se podría requerir el uso de la mascarilla.
  • Se podría limitar el número de visitantes.
  • Es posible que tengas que mostrar evidencia de que has recibido todas las vacunas recomendadas contra el COVID-19.
  • Es posible que te hagan una prueba de COVID-19.
  • Es posible que te hagan un examen de temperatura u otros síntomas cuando llegues.

Los hospitales son tan seguros, o incluso más seguros, como antes. No evites ir a uno si necesitas atención médica.

Busca ayuda de inmediato si tienes dolor intenso en el pecho, dificultad para respirar, debilidad en un lado del cuerpo o si no puedes hablar con claridad. Son síntomas de un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular, que necesitan atención inmediata.

Un aumento en el uso de la telemedicina

Ahora muchos doctores usan la telemedicina, que también se conoce como telesalud. Eso significa que, en lugar de ir al consultorio de tu médico, hablas a distancia con el doctor a través de tu teléfono, iPad o computadora, con plataformas de video como Zoom, FaceTime, Skype y WhatsApp.

La telemedicina es segura y conveniente. Puedes tener una consulta con tu médico u obtener respuestas a tus preguntas sin tener que salir de casa. Tu familia puede estar involucrada, incluso si están lejos. Está cubierta por Medicare y los seguros comerciales. Los protocolos pueden variar según el estado en el que vives.

La telemedicina es buena para las visitas de rutina, los chequeos y las consultas. Puedes decirle a tu doctor cómo te sientes y mostrarle tus síntomas.

Para otras cosas, las visitas en el consultorio son mejores. Tu doctor podría tener que verificar tu presión arterial, escuchar tus pulmones, tomar muestras de sangre o hacer un examen físico. El médico te ayudará a decidir qué tipo de cita es mejor para ti.

El futuro de la telemedicina

La telemedicina ha llegado para quedarse.

"A medida que han disminuido los casos de COVID, algunos de mis pacientes baby boomers (que nacieron entre 1946 a 1964) que son más expertos en tecnología todavía prefieren la telemedicina. Me parece que esta tendencia continuará", dice el Dr. David J. Maleh, médico especialista en medicina interna en Wilmington, DE.

Es poco probable que la telemedicina reemplazará las visitas en el consultorio por completo, pero podría convertirse en una parte regular de la atención médica que recibes.

Maleh dice que muchos de sus pacientes van a su clínica para los exámenes físicos de rutina que se realizan cada año y luego usan la telemedicina para las conversaciones de seguimiento. "Es la dirección en la que vamos, ya que los pacientes se sienten más cómodos usando la telemedicina como una opción conveniente cuando puede que no sea necesario ser visto en la oficina", dijo.

Nuevas tendencias en la atención a largo plazo

Además de los requisitos de seguridad, muchas otras cosas han cambiado en los centros de enfermería especializada y a largo plazo. La pandemia ha dejado una marca duradera en cómo funcionan estos centros y lo fácil que es encontrar atención en ellos.

Muchas instalaciones han tenido que cerrar u operar a una capacidad más baja debido a la escasez de personal. Muchos profesionales de la salud han abandonado la fuerza laboral desde que inició la pandemia. Algunos temen estar expuestos a personas que podrían tener COVID. Algunos han recurrido al trabajo privado en busca de mejores salarios, dice Maleh.

Más personas están cuidando a sus seres queridos en sus casas y contratando profesionales que brinden atención en el hogar. Muchas personas han pasado a trabajar de forma remota, lo que facilita el cuidado de sus seres queridos.

"Claramente, es ventajoso estar en casa ya que no estás expuesto a otras personas que están enfermas o que puedan enfermarse", dice Rabinowitz. Pero puede ser más difícil encontrar ayuda. "La escasez de trabajadores de la salud ha creado un dilema para brindar una atención óptima a las personas de la tercera edad", agrega.

¿Cómo se puede obtener la mejor atención médica?

Estos recursos podrían ayudarte a encontrarla.

  • The Eldercare Locator puede ayudarte con información local sobre vivienda, servicios de apoyo, atención médica y seguros.
  • La Alianza de Cuidadores Familiares (Family Caregiver Alliance) tiene información sobre la provisión de cuidado, la atención en el hogar, los hogares para envejecientes y las finanzas.
  • BenefitsCheckUp.org puede ayudarte a averiguar si puedes obtener ayuda financiera para la compra de alimentos y medicamentos.
  • Los programas como FamilyWize, GoodRX, and NeedyMeds pueden ofrecer descuentos para medicamentos recetados que podrían ayudarte a compensar el aumento en los costos de atención, aumento que se produjo como resultado de la pandemia.

© 2022 WebMD, LLC. Todos los derechos reservados.

Show Sources

FUENTES:

Thomas Cain, MD, Senior Health First Clinics, Centura Health, Lakewood, CO.

Alexis Halpern, MD, NewYork-Presbyterian/Weill Cornell Medical Center.

David J. Maleh, MD, MDVIP, Wilmington, DE.

Marc Rabinowitz, MD, Bucks County, PA.

Joel I. Silverman, DO, FACP, MDVIP, Boca Raton, FL.

CDC: “Older Adults.”

Family Caregiver Alliance: “Coronavirus Resources and Articles for Family Caregivers.”

National Coalition on Aging: “Key Resources About COVID-19 for Older Adults.”

National Institute on Aging: “Government COVID-19 resources for older adults.”

NewYork-Presbyterian: “General Visitation Guidelines.”