Si se enferma gravemente y no puede expresar sus deseos, ¿cómo sabrán los demás qué tipo de atención quiere? La planificación anticipada del cuidado –el proceso de informar a otros sobre sus valores, preferencias para la atención y sus prioridades en la vida– puede darles seguridad a usted y quienes lo cuidan. A pesar de que todos sabemos que debemos decidir qué preferimos respecto a la atención de salud y darlo a conocer mucho antes de enfrentar una enfermedad grave, pocos lo hacemos.

De muchas maneras, la enfermedad severa que surge repentinamente entre algunos pacientes con COVID-19 destaca la importancia de planificar con tiempo la atención de salud. Incluso si usted es una persona mayor saludable, si contrae COVID-19, es posible que llegue a estar en una situación en que le sea difícil tomar importantes decisiones personales sobre su atención.

Quizá conozca a alguien que estaba muy sano hasta que se contagió del COVID-19 y se enfermó gravemente o incluso falleció en apenas un par de semanas. Una lección muy valiosa que todos debemos aprender de la pandemia es que la planificación anticipada de la atención es importante.

Más de 60 por ciento de los adultos no han documentado debidamente la atención que desean al final de la vida. Esto quiere decir que las decisiones sobre la atención quedan en manos de sus familiares y profesionales médicos en un momento en que se deben tomar decisiones rápidas de gran importancia. El número de personas con instrucciones anticipadas para su atención médica es particularmente bajo en la comunidad negra y latina.

Al mismo tiempo, sabemos gracias a grupos de enfoque que a los adultos mayores les preocupa dejar en manos de sus hijos algunas de las decisiones médicas más importantes, debido al estrés de tomarlas o porque no están seguros de que cumplirán sus deseos.

La planificación anticipada de la atención lo ayuda a trasmitir sus valores y preferencias de atención médica, lo que garantiza que se cumplan sus deseos.

Sin planificación anticipada de la atención, es posible que los familiares y el equipo médico, por más que tengan las mejores intenciones, tomen decisiones que contradicen sus valores y sus prioridades. Si su familia no conoce sus deseos, es posible que lo mantengan vivo con un respirador durante meses o incluso años a pesar de que usted prefiere abstenerse de tratamiento de soporte de vida. 

Pero si planifica su atención con tiempo, usted tiene la posibilidad de cambiar eso.

Con los siguientes recursos y recomendaciones, puede empezar el importante proceso de planificación.

  1. Hable con su familia
    92 por ciento de las personas dicen que es importante hablar con la familia sobre la atención al final de la vida, pero solo 32 por ciento de ellas lo hacen. Las conversaciones sobre enfermedades y la muerte son emotivas y difíciles inicialmente, pero esta guía de The Conversation Project puede dar comienzo al proceso de planear.
  2. Documente sus deseos 
    Hay muchos tipos de documentos para la planificación anticipada de la atención, y los requisitos legales varían de un estado a otro. Sin embargo, no se requiere abogado, y su médico u hospital puede ayudarlo a llenar estos documentos. Las entidades como Prepare for Your Care y Five Wishes lo ayudan a encontrar formularios de planificación. Si ya tiene una enfermedad grave, con el formulario llamado POLST, su médico puede llenar una orden en consultas con usted para asegurar que reciba la atención que quiere.
  3. Revise periódicamente sus planes 
    Si revisa con frecuencia sus planes anticipados para la atención, se asegura de que sus deseos reflejen cualquier cambio en su salud que pueda haber surgido desde que se redactó el documento original. Puede cambiar sus preferencias en cualquier momento.

No es fácil pensar sobre la planificación anticipada de la atención y sus preferencias si se enferma gravemente. Pero más preocupante es pensar en la atención que podría recibir o dejar de recibir porque no dio a conocer sus deseos. Recuerde que planear les da tranquilidad a su familia y usted, y es parte de la atención apropiada para personas de edad.

Para más recursos sobre la atención para personas de edad, visite johnahartford.org/agefriendly-espanol.

Guía de consulta de WebMD en colaboración con la Fundación John A. Hartford

From WebMD

Lee más sobre consejos de salud para adultos mayores