Inglés
Español

A su pareja le acaban de diagnosticar el VIH. Es posible que sienta miedo, preocupación o confusión. ¿Qué significa para su salud, para su vida sexual, y para su relación? Las respuestas a estas preguntas pueden ayudarle a proteger su salud y a darle tranquilidad.

¿Se debe hacer la prueba también?

Sí. Si su pareja tiene el VIH, se tiene que hacer la prueba de inmediato. Esto es importante porque cuando tiene relaciones con su pareja, se puede exponer al VIH. La prueba puede confirmarle si ha adquirido el virus.

  • Si el resultado de la prueba del VIH es positivo: Puede empezar el tratamiento de inmediato para disminuir la carga viral. Se le llama TAR, o terapia antirretroviral. Las combinaciones de medicamentos reducen la cantidad del VIH en la sangre a tal punto que las pruebas no lo pueden detectar. Los médicos llaman a esto imperceptible. El tratamiento le ayuda a mantenerse saludable para que pueda vivir una vida normal y duradera. 
  • ¿Es PrEP apto para mí? Aún si su resultado es negativo, la infección del VIH de su pareja lo expone a también adquirir el virus. Puede tomar PrEP, o la profilaxis pre-exposición, para protegerse durante el acto sexual. Los medicamentos PrEP pueden disminuir su riesgo de adquirir el VIH, aún cuando se expone al virus. Ayudan a su cuerpo bloquear el virus para que no lo pueda infectar.
  • Si el resultado es negativo: Puede sentirse más tranquilo. Pero también puede tomar precauciones para protegerse cuando tenga relaciones sexuales hasta que el tratamiento de su pareja comience a tomar efecto. Eso tarda aproximadamente 6 meses, siempre y cuando su pareja empiece a tomar los medicamentos que combaten el VIH. Durante ese tiempo, use condones cuando tengan relaciones sexuales o use una barrera bucal para tener sexo oral.  PrEP también puede evitar que adquiera el VIH.

¿Se debe hacer la prueba otra vez si el primer resultado es negativo?

Sí. Algunas pruebas no detectan de inmediato el VIH. Al tiempo que transcurre desde la infección hasta la detección del virus, se le llama período de ventana. Aún si tiene la infección, el resultado puede ser negativo durante ese tiempo.

Hágase un examen de seguimiento para asegurarse que no tiene el VIH. El tiempo que necesita transcurrir para poder hacerse la prueba otra vez (después de su exposición más reciente) es conforme el tipo de prueba que se haga:

  • La 4ta. generación de pruebas de detección del VIH : Estas pruebas más nuevas pueden detectar el VIH a partir de 4 semanas de la exposición al virus.
  • La 3era. generación de pruebas de detección del VIH, las pruebas rápidas del VIH, y las pruebas de autodiagnóstico del VIH: Estas pruebas pueden detectar el VIH dentro de los 3 meses —o incluso más— de la exposición.

Su doctor puede repasar con usted el marco de tiempo que tiene para obtener un resultado preciso de la prueba que se haga. Él puede indicarle cuánto tiempo tiene que esperar para hacerse la prueba otra vez para asegurarse que no ha adquirido la infección.

Cambios de estilo vida para usted y su pareja

Ustedes pueden tomar pasos para mantenerse saludables y para fortalecer su sistema inmunitario, aún si solamente uno de ustedes tiene el VIH. Si llevan una dieta y un estilo de vida saludables, el cuerpo puede absorber mejor los medicamentos en contra del VIH. Además, es posible que desempeñen mejor su función y que causen menos efectos secundarios.

Lleve una dieta saludable. La infección del VIH y las medicinas que tome su pareja pueden causar malestares estomacales o impedir que el cuerpo absorba los nutrientes de los alimentos. Es importante comer una dieta saludable y equilibrada. Tener una buena alimentación les ayudará tener un sistema inmunitario fuerte. 

Si tiene el VIH o no, siga estos consejos saludables de alimentación:

  • Consuma una variedad de alimentos frescos como frutas, verduras, productos lácteos, proteínas, y granos.
  • Ingiera alimentos que tengan un contenido bajo de grasas saturadas, azúcar, y sodio.
  • Tome precauciones para evitar infecciones alimentarias. Las personas que tienen el VIH son susceptibles a esas infecciones. Cocine los alimentos a temperaturas indicadas antes de comerlos. Almacene los alimentos frescos en el refrigerador para que no se descompongan. Guarde las carnes, los mariscos, y las aves crudos separados de la lechuga o de la fruta. Lávese las manos y lave las encimeras después de preparar las comidas.  

Tenga una rutina ejercicio. La actividad física ayuda a mantener fuerte su sistema inmunitario para que pueda combatir infecciones. El ejercicio le ayuda a mantener su cuerpo y su mente sanos y fuertes. Escojan actividades que usted y su pareja disfruten para hacer ejercicio juntos y para que se comprometan a una rutina.

No fume. Fumar aumenta su riesgo de varios tipos de cáncer y otras condiciones graves, como la enfermedad del corazón, independientemente de tener el VIH. Si su pareja con VIH fuma, si deja de fumar puede mejorar su calidad de vida y reducir síntomas del VIH.

Las personas con el VIH que fuman tabaco tienen un riesgo más alto de desarrollar cáncer del pulmón, de la cabeza y del cuello, de la cérvix, y otros tipos de esa enfermedad. También tienden más a tener enfermedades graves como enfermedad del corazón, ataque cerebral, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o pulmonía. Fumar también aumenta el riesgo de enfermedades que conllevan al sida.

Goce de una vida sexual sana y segura.  El hecho que su pareja ha recibido una diagnóstico del VIH no quiere decir que deben de dejar de disfrutar el sexo. Una vida sexual gratificante es importante para una relación y también puede ayudarles a usted y a su pareja reducir estrés.

Ponga en práctica medidas de protección para disminuir la probabilidad de adquirir la infección durante el acto sexual. Los condones pueden prevenir la trasmisión del VIH y de otras infecciones de trasmisión sexual. Tome medicamentos PrEP para reducir la probabilidad de contraer el VIH. Evite los lubricantes que contengan polyquaternium or polyquaternium-15, ingredientes que aumentan el riesgo de trasmisión del VIH.

Apoye a su pareja durante su tratamiento

Para apoyar a su pareja durante su tratamiento:

  • Tengan conversaciones francas sobre el diagnóstico y cómo éste afecta la autoestima. Recuérdele que la TAR puede ayudarle a controlar la carga viral y a mantenerse sano. Escuche las inquietudes que tenga, y sea comprensivo. 
  • Lea lo más que pueda sobre el VIH, incluso la TAR y sobre cómo llevar una vida saludable.  
  • Ayude a su pareja a tomar los medicamentos contra el VIH como corresponde para que sean lo más efectivos posible. Juntos pueden crear una rutina o recordatorios para tomar los medicamentos a diario.  
  • Si alguno de ustedes se siente estresado, abrumado, o deprimido, busquen tratamiento de salud mental o participen en un grupo de apoyo. Hablar con otros les podría ayudar a apaciguar sus preocupaciones.

Artículo médico de WebMD

From WebMD

Más sobre el diagnóstico de VIH