Coronavirus en niños y bebés

photo of nurse handing new baby to mother

¿Qué probabiblidad tiene mi hijo de adquirir el coronavirus?

La mayoría de las personas que han tenido COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, son adultos. Parece ser que los niños y bebés no tienen una probabilidad alta de adquirirla.

Es posible que los infantes tengan un riesgo más alto, pero los expertos no lo saben con certeza. En muy pocos casos, los niños que adquieren el nuevo coronavirus pueden desarrollar una enfermedad grave con, por ejemplo, acumulación de líquido en los pulmones o fallo orgánico. Pero es más probable que los niños transmitan la enfermedad sin querer, y no que se enfermen por adquirirla.

Hay medidas simples que puedes tomar para asegurarte que tus hijos no propaguen la enfermedad. Debes lavarles las manos a menudo; debes limpiar tu casa con más frecuencia; no permitas que tus hijos estén alrededor de personas enfermas; usa mascarillas o cubrebocas cuando estés alrededor de otras personas; y limita el contacto que tenga con sus amigos. 

Es posible que tengas que apoyar más a tu hijo si siente ansiedad por no ir a la escuela, porque no puede ver a sus amigos en persona, y porque le han cambiado otras rutinas. Toma nota si tiene cambios en su estado de ánimo, si se le ve más triste o preocupado, si le ha cambiado el apetito, si se le dificulta dormir o si tiene problemas de concentración.

Habla con tu hijo sobre lo que está pasando con la enfermedad, y recuérdale que la mayoría de los casos son leves. Tus hijos pueden percibir cómo te sientes, y es importante que mantengas la calma.

¿Los síntomas de COVID-19 son distintos en niños y adultos?

Parece ser que los niños y adolescentes que tienen COVID-19 tienen síntomas más leves que los que presentan o manifiestan adultos. En Estados Unidos, se han dado muy pocas hospitalizaciones en personas menores de 19 años. Hay estudios que apuntan a que más del 90 por ciento de niños que se enferman tienen síntomas de leves a moderados parecidos a los de un catarro, y entre ellos están:

  • Fiebre
  • Escurrimiento o mucosidad nasal
  • Tos
  • Vómito
  • Diarrea

Algunos niños y adolescentes que han sido hospitalizados por COVID-19 tienen una condición que los médicos llaman síndrome inflamatorio multisistémico en niños (MIS-C, su sigla en inglés) o síndrome multisistémico pediátrico (PMIS, su sigla en inglés). Los médicos siguen estudiando la condición, pero creen que está vinculada con el nuevo coronavirus. Entre los síntomas están:

  • fiebre
  • dolor de barriga
  • vómito, diarrea
  • alergia en la piel
  • dolor de cabeza y confusión.

Son similares a los del síndrome del choque tóxico o enfermedad de Kawasaki, una condición que causa inflamación en los vasos sanguíneos. Es muy raro que se vean problemas graves en los niños.

Si tu hijo tiene algunos de estos síntomas, busca ayuda médica inmediatamente:

  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para tomar líquidos
  • Cambios en el color de la piel, si los labios o la cara tiene un tinte azulado
  • Confusión o dificultad para despertarse

Coronavirus en niños que tienen condiciones médicas

Algunos niños tienen un riesgo mayor de desarrollar una enfermedad más grave si tienen otras condiciones de salud, entre ellas:

  • Asma
  • Diabetes
  • Trastornos sanguíneos
  • Enfermedad del corazón o hepática
  • Enfermedad del riñon que requiere diálisis
  • Sistema inmunitario débil

¿Cómo puedo proteger a mi hijo del coronavirus?

No hay una vacuna todavía para prevenir COVID-19, y cuando se autorice una, no se sabe cuándo podrá aplicársele a niños. Es importante que hagas todo lo que puedas para proteger a tu hijo y al resto de tu familia se contagien. Estas son algunas medidas que puedes tomar para reducir el riesgo de que ellos adquieran la enfermedad:

Lave las manos con frecuencia. . Todos los niños deben lavarse las manos después de usar el sanitario; después de estornudar, toser o soplarse la nariz; antes de comer; y en cuanto entren a la casa. Lo mejor es usar agua y jabón. Se deben enjabonar bien la parte de atrás de las manos, los espacios entre los dedos y los espacios debajo de las uñas. Deben lavarse las manos al menos 20 segundos, el tiempo que toma cantar dos veces “Feliz Cumpleaños”. Si no tienes agua y jabón a la mano, usa un desinfectante a base de alcohol para manos, con un contenido de por lo menos 60 % de alcohol.

Quédese en casa, y cancele visitas en persona. Por el momento, es importante limitar el contacto cercano con otras personas para reducir la propagación de la enfermedad. Quédate en casa lo más que puedas, y evita salidas a entornos públicos como centros comerciales y salas de cine. No permitas que otros niños visiten tu casa ni que tu hijo se quede a dormir en casa de otras personas.  Aunque tu hijo no aparente estar enfermo, podría tener el virus y lo puede transmitir.

Mantenga a sus hijos alejados de personas que están enfermas. Si tu hijo presenta síntomas parecidos a los de catarro, no permitas que salga de la casa. Enséñeles que al toser o al estornudar, deben usar un pañuelo desechable que deben tirar inmediatamente. O dígales que se cubran la nariz y la boca con un brazo con el codo y no con las manos.

Limpie su hogar con frecuencia. Desinfecte a diario superficies que se tocan a menudo, como los inodoros, los lavamanos, los pomos, los interruptores, las asas, los teléfonos, las tabletas y los controles remotos. Puedes usar la mayoría de productos de limpieza o preparar uno casero con un tercio de taza de cloro por cada galón de agua. Si tu hijo tiene un peluche favorito, lávalo con frecuencia a la temperatura más alta posible.

Usa un cubreboca o una mascarilla de tela en entornos públicos. Las personas pueden transmitir el coronavirus aun cuando no tienen síntomas o antes de que se manifiesten los síntomas. Para mitigar la propagación del virus, peritos de los CDC han dicho que todas las personas de más de 2 años deben usar un cubreboca o una mascarilla de tela en entornos públicos, como farmacias o tiendas, y en particular en áreas con muchos casos de COVID-19.

Es importante que te quede bien, así que compra o cose cubrebocas o mascarillas para caras pequeñas. Usa un cubreboca o una mascarilla en casa para que los niños se acostumbren a ellos. Es posible que los niños estén más dispuestos a usar un cubreboca o una mascarilla si ayudan a hacerlos o a decorarlos.  Asegúrate que tu hijo no toque la mascarilla cuando la lleve puesta. Quítasela cuidadosamente y lávala antes de cada uso.

Cuídate si te enfermas. Una mama primeriza que tiene un resultado positivo de COVID-19 o que cree que lo tiene, quizás tenga que alejarse de su bebé temporalmente para mitigar la probablidad de propagar el virus. Habla sobre los pros y los contras con tu equipo médico.  Si decides hacerlo y quieres darle el pecho al bebé, puedes extraer la leche con el sacaleche y pedirle a un cuidador sano que se la de al niño. Si estás enferma pero no quieres apartarte de tu bebé, toma medidas adicionales para mitigar la propagación del virus.  Lávate las manos con frecuencia, y usa un cubreboca o una mascarilla cuando estés a 6 pies de distancia o menos de otras personas, como cuando estés dándole de mamar.

¿Qué hacer si tu hijo tiene COVID-19?

Si tu hijo presenta síntomas que crees que podrían ser de COVID-19, llama a un médico. Él te puede decir qué hacer y si necesita ver a tu hijo en persona. No vayas a la clínica sin cita –llama primero. A pesar de que es improbable, si tu hijo llegara a tener COVID-19, es probable que se tenga que quedar en casa para recuperarse. No existe tratamiento para el virus. Tu hijo debe descansar y tomar mucho líquido.

Habla con tu médico antes de darle a tu hijo aspirina, ibuprofeno o naproxeno y otros medicamentos sin receta de la familia de antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, su sigla en inglés). Se cree que podría agravar la enfermedad, pero eso no se sabe. El acetaminofén podría ser la opción más segura.

Para asegurarse que el resto de la familia no se enferme:

  • Aisla al niño. Tu hijo debe permanecer alejado de otras personas en tu hogar –si es posible, en un cuarto y un baño que solo él use.
  • Tampoco deben acurrucarse con o darles besos a las mascotas.
  • Si tu hijo tiene COVID-19, debe usar una mascarilla cuando esté alrededor de otras personas.
  • Si se le dificulta respirar con la mascarilla o se siente molesto porque tiene que usarla, usa una cuando estés con él.
  • No compartas artículos personales con ellos. Eso inclue vasos, toallas y ropa de cama.
  • Limpia y desinfecta con frecuencia. Si el niño enfermo tiene edad para limpiar artículos que se usan con frecuencia, como teléfonos, pomos e inodoros, deja que él lo haga. Si no, hazlo tú pero usa una mascarilla. 
  • Controla los síntomas. Llama a tu médico inmediatamente si tu hijo tiene dificultad para respirar, siente dolor o presión en el pecho o parece estar confuso.
  • Mantén aislado a tu hijo aun cuando parece que está mejor. Tu hijo puede estar alrededor de otras personas si no ha tenido fiebre por tres días completos, si sus síntomas han mejorado, y han pasado por lo menos 7 días desde que se enfermó.
Artículo médico de WebMD Reviewed by Brunilda Nazario, MD on November 11, 2020

Sources

FUENTES:

World Health Organization: “Coronavirus Q&A.”

American Academy of Pediatrics: “2019 Novel Coronavirus (COVID-19).”

Pediatrics: “Epidemiological Characteristics of 2143 Pediatric Patients With 2019 Coronavirus Disease in China,” March 21, 2020.

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: ”Disease 2019 COVID-19)”

UpToDate: “Coronavirus disease 2019 (COVID-19),” “Coronavirus disease 2019 (COVID-19): Considerations in children.”

American Academy of Pediatrics: “2019 Novel Coronavirus (COVID-19),” “Cloth Face Coverings for Children During COVID-19.”

CDC: “COVID-19 & Children,” “When & How to Wash Your Hands,” “What to Do if You Are Sick,” “Clean & Disinfect: Interim Recommendations for US Households with Suspected/Confirmed Coronavirus Disease 2019,” “What to Do If You Are Sick.”

Johns Hopkins Medicine: “Coronavirus in Babies and Kids.”

© 2020 WebMD, LLC. Todos los derechos reservados.