No es ningn secreto que tu mente y tu cuerpo cambian a medida que envejeces. El proceso comienza entre los 30 y 39 aos. Las clulas comienzan a morir. Los rganos no funcionan como antes. Esto aumenta el riesgo de ciertas enfermedades y trastornos.

Pero estos cambios no ocurren de la misma manera en todas las personas. Los genes, el estilo de vida, y tu entorno juegan un papel importante en cmo te sentirs en la tercera edad. La adopcin temprana de hbitos saludables puede ayudarte a evitar algunas de estas dificultades.

Aqu te decimos lo que es normal, y lo que no lo es, a medida que llegas a los 60, 70, y 80 aos.

Tu cerebro y cognicin (la manera en que piensas, aprendes y recuerdas) cambian a travs de la vida. Eso puede ser algo bueno.

La parte de tu cerebro que se encarga de almacenar el vocabulario y el conocimiento general tiende a permanecer igual o se fortalece con la edad. Y tus habilidades de razonamiento abstracto (la capacidad de pensar en ideas complejas) se mantienen bastante ntidas en la mayora de los adultos mayores.

Pero tu cerebro comienza a achicarse entre los 30 y 49 aos. Alrededor de los 60 aos, ese proceso de contraccin se acelera. Adems de contar con menos masa, los cerebros ms viejos tienden a recibir menos flujo de sangre y la comunicacin entre las clulas nerviosas se vuelve ms lenta.

Estos cambios que ocurren con la edad podran tener algunos efectos secundarios no deseados.

Una vez que llegas a los 70 aos, los intervalos de atencin podran acortarse un poco y recordar algunas cosas puede ser ms difcil. Es posible que tengas que pensar durante ms tiempo para recordar alguna palabra, algo que los cientficos denominan el fenmeno de "la punta de la lengua". Y podra ser ms difcil aprender cosas nuevas, como un idioma extranjero.

Pero tu cerebro se puede ajustar para algunas cosas. Por ejemplo, es posible que pierdas clulas nerviosas en algunas reas y que en otras partes crezcan ms. Las conexiones en otras reas se podran fortalecer. Algunos expertos creen que esta es la clave de lo que llamamos sabidura.

Algunas personas llegan a los 90 aos sin sufrir un deterioro cognitivo significativo. Por otro lado, alrededor de un tercio de las personas de 85 aos o ms podran padecer la enfermedad de Alzheimer u otra forma de demencia. Algunos medicamentos u otras afecciones de salud tambin podran afectar cmo piensas.

Es comn que te falle la memoria ocasionalmente a medida que envejeces. Pero existe una gran diferencia entre perder llaves y olvidar qu ao es.

Habla con tu mdico si tienes problemas para pensar o recordar las cosas. Te dir si es un signo normal del envejecimiento o algo ms.

Un corazn sano puede funcionar bien a cualquier edad. Pero la forma, la fuerza y los signos elctricos de tu corazn y los vasos sanguneos cambian con el tiempo.

Los vasos sanguneos se vuelven ms gruesos y rgidos con la edad. Eso dificulta empujar la sangre a travs del tu cuerpo. Tu presin arterial podra subir o no estabilizarse tan rpido. Es posible que sientas mareos al ponerte de pie.

Alrededor de los 60 aos, tiende a haber una gran disminucin de las clulas "marcapasos". Estas le envan seales elctricas al corazn que le indican que debe latir. Esto significa que un corazn mayor no puede acelerarse tan rpido como uno ms joven. El resultado es que notars una cada en tu frecuencia cardaca mxima cuando ests activo. La bradicardia, o frecuencia cardaca baja, tambin es ms comn en los adultos mayores.

El envejecimiento no causa problemas del corazn y de los vasos sanguneos en todas las personas. La presin alta es la condicin cardaca ms comn entre las personas de 75 aos o ms. Y la enfermedad cardaca es la principal causa de muerte tanto para hombres como para mujeres.

Dile a tu doctor si te falta el aire, tienes dolor en el pecho o sientes que no tienes energa. Djale saber si alguna vez has sentido que tu corazn se salt un latido. Estas podran ser seales de algn problema mdico serio.

Un sistema inmunitario que envejece es ms lento y menos poderoso que uno ms joven.

Debido a esto, eres ms vulnerable a enfermedades inflamatorias, infecciones, cncer y otras afecciones a medida que envejeces. Tambin es por esto que las vacunas no funcionan tan bien en la mayora de las personas mayores de 65 aos.

Los cientficos tienen un nombre para estos cambios: la inmunosenescencia y el envejecimiento inflamatorio.

Si bien nuestras defensas generales disminuyen con la edad, existe cierta evidencia que indica que nuestro sistema inmunitario se adapta de una manera que podra ayudarnos a vivir ms tiempo. Por ejemplo, almacenas ms clulas T de memoria a medida que envejeces. Esos son glbulos blancos que pueden reconocer y atacar los virus o las bacterias que te enfermaron en el pasado.

Pero los adultos mayores tienden a tener menos clulas T "ingenuas". Esa es la parte de tu sistema inmunitario que aprende a combatir grmenes nuevos, como el coronavirus que causa la enfermedad del COVID-19.

As es como el envejecimiento afecta los cinco sentidos:

A medida que envejeces, partes de tu ojo se vuelven ms rgidas, densas, amarillas y secas. Casi todo el mundo comienza a tener una visin cercana borrosa, luego de llegar a los 40 aos. Cuando tengas 60 aos, es posible que no puedas ver tan bien en luz tenue y que los colores parezcan menos brillantes.

Las lupas y otras herramientas de ayuda visual podran ayudarte a ver mejor. Pero infrmale a tu mdico si tienes cambios repentinos o si pierdes la vista parcial o totalmente. Algunas personas tienen problemas oculares que van ms all del deterioro relacionado con la edad.

La exposicin prolongada al ruido puede daar tu audicin. Pero aproximadamente la mitad de todas las personas mayores de 75 aos tiene prdida de la audicin relacionada con la edad, o presbiacusia. Ocurre poco a poco y, por lo general, afecta a ambos odos por igual.

Estos dos sentidos van de la mano. Y al llegar a los 50 aos, es posible que notes que algunos sabores han cambiado, especialmente los dulces y los salados. Algunos alimentos podran tener un sabor amargo o les podra faltar sabor. Esto se debe en parte a que tus papilas gustativas generalmente se vuelven menos sensibles con la edad, las terminaciones nerviosas de la nariz mueren y el revestimiento se vuelve ms delgado y seco.

La piel ms vieja tiene menos terminaciones nerviosas. Es posible que seas menos sensible al dolor, las temperaturas y la presin. Esto podra aumentar tus probabilidades de sufrir ciertos tipos de lesiones, como quemaduras.

Pero dile a tu mdico si tienes entumecimiento. Algunas condiciones de salud podran daar tu sentido del tacto, ms all de los cambios relacionados con la edad. Algunos ejemplos incluyen la diabetes, la enfermedad de Parkinson, los ataques isqumicos transitorios (conocido como mini-accidente cerebrovascular), y la artritis.

Tus encas pueden retroceder a medida que envejeces.

El esmalte dental puede desgastarse y los dientes pueden volverse menos sensibles. Podras sentir que tu boca se seca un poco ms. Algunos medicamentos comunes pueden agotar la saliva an ms.

Estos cambios relacionados con la edad pueden causar que tu boca sea ms vulnerable a las bacterias y las caries. Eso aumenta las probabilidades de que puedas perder dientes o desarrollar caries.

Pero hay pasos que puedes tomar para mantener una boca y dientes saludables a cualquier edad.

Las claves para un cerebro y un cuerpo sanos

Una vez que llegues a los 60 aos, es posible que tengas que darle un poco ms cario a tu piel. Tu piel puede perder humedad ms rpido. Se puede irritar o secar fcilmente.

Los cuerpos de mayor edad tambin producen menos colgeno y elastina, y podras perder grasa en ciertas reas. El resultado es que la piel tiende a ceder, arrugarse y volverse ms fina o delgada. Los moretones y los rasguos pueden tardar ms en sanar. Tambin, a medida que envejeces, sudas menos. Es posible que no puedas refrescarte rpidamente si tienes calor.

Los factores externos tambin afectan la apariencia de la piel y cmo esta se siente.

La exposicin prolongada al sol puede provocar ms arrugas y manchas oscuras. Los rayos del sol tambin pueden provocar que la piel sea menos firme. Este tipo de "fotoenvejecimiento" afecta ms rpido a las personas de piel ms clara que a las de piel ms oscura. Esto se debe a que la melanina, lo que da color a la piel, ofrece cierta proteccin contra algunos cambios relacionados al fotoenvejecimiento.

Tus huesos se descomponen y se reconstruyen diariamente. Pero cuando llegas a la mitad de tu vida el proceso de reconstruccin es ms lento.

Este es un proceso normal y no duele, pero los huesos frgiles se pueden romper ms fcilmente.

La debilidad en los huesos es ms comn en todas las personas mayores de 50 aos. Pero si eres mujer la probabilidad de tener una masa sea baja es mayor. Eso se debe en parte a una cada posmenopusica del estrgeno, una hormona que apoya la densidad sea. Adems, los huesos de las mujeres son ms pequeos y menos densos que los huesos de los hombres.

No les sucede a todos, pero las personas mayores tienen ms probabilidades de desarrollar osteopenia. Tu doctor podra llamarle masa sea baja. Puede ser una seal temprana de osteoporosis. Esa es una condicin en la que tus huesos son muy dbiles y pueden romperse fcilmente.

Habla con tu mdico acerca de la prdida sea. Es posible que no presentes sntomas hasta que sufras una lesin. En general, debes revisarte la densidad sea a partir de los 65 aos si eres mujer y los 70 aos si eres hombre.

Es natural perder alrededor del 10 % al 15 % de tu masa muscular y fuerza a lo largo de tu vida.

Este proceso comienza a los 30 aos y se acelera despus de los 60 aos. La prdida de masa muscular ocurre por una combinacin de factores, que incluyen niveles ms bajos de hormonas de desarrollo muscular y cambios en las fibras musculares.

La prdida muscular severa, o sarcopenia, no es una parte natural del envejecimiento. Muchas veces es el resultado de la falta de actividad fsica u otro problema de salud. La condicin afecta hasta al 13 % de las personas entre las edades de 60 y 70 aos. Esa cifra aumenta al 50 % para las personas mayores de 80 aos.

La buena noticia es que puedes prevenir o retrasar mucha de la prdida muscular relacionada con la edad. La clave es hacer ejercicio de resistencia regularmente. Ese es el ejercicio que se enfoca especficamente en tus msculos. Si mantienes tu fuerza, es ms probable que puedas vivir de forma independiente, que te caigas menos y te recuperes ms rpido de las lesiones graves.

El ejercicio de resistencia puede ser seguro para todos los adultos mayores. Habla con tu mdico si no sabes cmo empezar. Ellos pueden crear un programa especficamente para ti. Lo harn tomando en cuenta cualquier problema cognitivo o de movilidad que tengas, junto con otros problemas de salud.

Fjate la meta de ejercitar todos tus grupos musculares principales de 2 a 3 veces por semana.

Junto con la actividad fsica regular y una dieta saludable, el entrenamiento de resistencia puede reducir la grasa que se encuentra alrededor del abdomen y los rganos internos. Para cuando llegues a los 75 aos, es posible que tengas aproximadamente el doble de la cantidad de grasa corporal que tenas cuando eras ms joven. Tener demasiada, especialmente alrededor de la cintura, puede aumentar el riesgo de padecer ciertos problemas de salud como la diabetes.

Es natural que tu metabolismo disminuya alrededor de los 60 aos.

Al mismo tiempo, es posible que no tengas tanta hambre como antes, especialmente si no puedes saborear bien la comida. Alrededor del 20 % al 30 % de los adultos mayores no consumen suficientes caloras.

Los estmagos mayores tambin pierden algo de su elasticidad y se vacan ms lentamente. Es posible que te sientas lleno ms rpido. Los msculos de la parte inferior de la garganta pueden debilitarse y la pequea "tapa" que mantiene la comida en el estmago puede abrirse con ms frecuencia. Aproximadamente 1 de cada 4 personas mayores de 75 aos toma medicamentos para la acidez estomacal.

En comparacin con cuando eras ms joven, tu nivel de azcar en la sangre podra aumentar ms despus de comer. Aunque eso no es un problema para todo el mundo, un nivel de azcar alto, no controlado puede provocar diabetes.

La comida podra moverse ms lentamente a travs de tus intestinos. Eso no les causa problemas a todos, pero hasta la mitad de los adultos mayores se quejan de estreimiento. Tambin pierdes ciertas enzimas digestivas a medida que envejeces, incluida la que te ayuda a procesar los lcteos.

Adems, podra ser ms difcil para el intestino absorber algunos nutrientes de los alimentos.

Estos son los rganos que se usan para orinar, para la reproduccin y el sexo. El proceso de envejecimiento puede afectarlos de las siguientes maneras:

La vagina.

Despus de la menopausia, cuando bajan los niveles de estrgeno, la vagina podra volverse menos hmeda. El tejido tambin puede volverse ms delgado y menos elstico. Para algunas personas, esto puede provocar picazn, ardor o dolor durante las relaciones sexuales.

Para una mayora de las mujeres, el envejecimiento y la menopausia no afectan la satisfaccin sexual. Pero la incomodidad s podra afectarla. Los humectantes vaginales de larga duracin y otros lubricantes podran ofrecer alivio. Pregntale a tu mdico acerca de ellos.


El pene.

Es natural que el flujo sanguneo disminuya. An deberas poder tener un orgasmo y una ereccin, pero dile a tu mdico si no puedes. Algunos hombres mayores tienen disfuncin erctil. Eso no es una parte natural del proceso del envejecimiento. Es posible que necesites medicamentos o tratamiento para un problema de salud que afecta tus vasos sanguneos.


Los riones.

En la mayora de las personas, se vuelven ms pequeos y menos eficientes. Los riones sanos an pueden funcionar bien, incluso en la tercera edad. Pero cualquier dao, por ms pequeo que parezca, puede afectarlos. Si tienes ms de 60 aos, pregntale a tu mdico acerca de una prueba de deteccin de enfermedad renal. Es posible que no notes los primeros sntomas.


La vejiga.

Los msculos de la vejiga se pueden endurecer y volverse menos elsticos. La pared de la vejiga y los msculos del piso plvico se pueden debilitar. Es posible que no puedas vaciar bien tu vejiga. Eso puede aumentar la probabilidad de padecer de infecciones del tracto urinario.

Dile a tu mdico si tienes una vejiga hiperactiva o hipoactiva. Algunos problemas nerviosos o musculares van ms all del proceso de envejecimiento. Podras tener otra afeccin de salud, como diabetes o la enfermedad de Parkinson. Y llegar al bao rpidamente puede ser ms difcil si tienes otros problemas de salud como artritis.


La prstata.

Ciertos marcadores sanguneos para la prstata aumentan con la edad. El tamao de tu prstata puede aumentar a medida que envejeces. Debido a esto la orina podra salir ms lentamente o quedar atrapada en la vejiga. Por el contrario, podras orinar ms frecuentemente, con menos fuerza y comenzar a orinar podra tomar ms tiempo. Llama al 9-1-1 o ve a la sala de emergencias si no puedes orinar. Eso es una emergencia mdica.


La uretra.

Este es el conducto por el que sale la orina. En las mujeres es ms corto y delgado. Es posible que el conducto no pueda cerrar completamente. La orina podra salirse cuando no es tu intencin, como cuando toses o estornudas. Eso se llama incontinencia de esfuerzo. Esto puede empeorar si tienes problemas de control de la vejiga.