Dermatitis atópica vs. dermatitis de contacto

Medically Reviewed by Stephanie S. Gardner, MD on February 07, 2023
7 min read

¿Cómo saber si la erupción cutánea inflamada, roja y que te pica es dermatitis atópica (disponible en inglés) o dermatitis de contacto (disponible en inglés)? Estas dos afecciones de la piel pueden tener síntomas similares, pero causas y desencadenantes diferentes. Podrías tener dermatitis tanto atópica como de contacto.

Consulta con tu médico si crees que tienes dermatitis. El médico puede diagnosticar la afección de tu piel y luego recetarte tratamientos para ayudar a controlar o prevenir los brotes.

Dermatitis es un término común para la piel enrojecida, inflamada, a menudo seca y con picazón. Existen diferentes tipos de dermatitis, incluida la dermatitis atópica, también llamada eccema, y ​​la dermatitis de contacto.

La dermatitis atópica es crónica o duradera. Puede ocurrir a cualquier edad, pero suele aparecer en la primera infancia. La dermatitis atópica es el tipo más común de eccema.

La dermatitis atópica causa los siguientes síntomas: 

  • piel enrojecida, agrietada, seca, escamosa o con picazón 
  • brotes en cualquier parte del cuerpo, como el cuero cabelludo, los párpados, la cara, el cuello, el pecho, los brazos, los codos, las rodillas o los pies
  • pequeños bultos rojos y elevados en la piel que pueden ampollarse, agrietarse y supurar al rascarse
  • piel sensible y en carne viva después de rascarse

La dermatitis de contacto es otro tipo de erupción cutánea que es roja y que pica. Tu piel se inflama cuando entra en contacto con algo que provoca una reacción alérgica.

Los síntomas de la dermatitis de contacto son similares a los de la dermatitis atópica:

  • sarpullido rojo en el área de la piel que entra en contacto con algo que causa una reacción
  • picazón intensa
  • piel agrietada, seca o escamosa
  • protuberancias en la piel que pueden agrietarse y supurar
  • piel hinchada, caliente y con ampollas

Tanto la dermatitis atópica como la dermatitis de contacto pueden provocar que la piel te pique tanto que te mantenga despierto por la noche. Las erupciones y la picazón de cualquier tipo de dermatitis también pueden causarte mucho estrés.

Incluso se pueden desarrollar simultáneamente dermatitis atópica y dermatitis de contacto. Ambas afecciones de la piel pueden agravarse porque tu sistema inmunológico (disponible en inglés) reacciona con un sarpullido como respuesta a un desencadenante. La dermatitis atópica hace que tu piel sea muy sensible. Es más probable que reaccione con un sarpullido si tu piel toca algo como jabón de manos o lana que te pica.

¿Cómo puedes saber si tienes dermatitis atópica o dermatitis de contacto? Aquí hay algunas pistas:

Cuándo ocurre el brote:

  • La dermatitis atópica aparece de vez en cuando. Es posible que no tengas un brote en la piel durante años y luego tengas un brote que aparece de la nada.
  • La dermatitis de contacto aparece rápidamente unos minutos u horas después de que la piel toca la sustancia irritante. La erupción puede durar algunas semanas antes de desaparecer.

Dónde aparecen las erupciones:

  • Las erupciones de dermatitis atópica pueden aparecer en la piel de muchas partes del cuerpo.
  • Cuando tienes dermatitis de contacto, la erupción generalmente aparece en el área de la piel donde tocaste la sustancia.
  • Las erupciones de dermatitis atópica suelen aparecer en ambos lados del cuerpo, como la piel de ambas piernas. Las erupciones por dermatitis de contacto generalmente aparecen solo en un lado del cuerpo donde la piel tocó la sustancia desencadenante.

La dermatitis atópica y la dermatitis de contacto pueden tener diferentes causas:

Los genes. La dermatitis atópica es causada por un código defectuoso en el gen que produce filagrina, una proteína que forma una barrera para proteger la capa externa de la piel. Las personas con dermatitis atópica tienen una mutación genética, por lo que no producen suficiente filagrina. Esto hace que la piel sea más porosa. La humedad escapa de la piel fácilmente y se vuelve muy seca, sensible y con picor. Los gérmenes, irritantes y alérgenos penetran más fácilmente en la piel. La piel reacciona con erupciones.

Las alergias y los vínculos familiares. A menudo, las personas con dermatitis atópica también desarrollan alergias como fiebre del heno o asma en algún momento. Si un miembro de tu familia, o tú mismo, tienen alergias, es más probable que también tengan dermatitis atópica. La dermatitis de contacto no es causada por tus genes ni está relacionada con otras alergias. Tampoco es hereditario.

Los factores de riesgo. También corres mayor riesgo de tener dermatitis atópica si eres mujer, de raza negra o si tienes un familiar con dermatitis atópica.

Alergia de contacto. La dermatitis de contacto es una reacción alérgica a algo que toca la piel. La piel se inflama sólo después del contacto con una sustancia irritante, como jabón o perfume, o un alérgeno como la hiedra venenosa.

Muchas personas con dermatitis de contacto tienen erupciones cutáneas como reacción a un irritante. El resto puede tener dermatitis alérgica de contacto, o piel que le brota un sarpullido como reacción alérgica.

Los factores de riesgo. Las personas que tocan productos químicos o limpiadores como parte de su trabajo diario, tales como los peluqueros, mecánicos de automóviles, paisajistas o conserjes, tienen un mayor riesgo de sufrir dermatitis de contacto.

La dermatitis atópica y la dermatitis de contacto pueden tener ciertos desencadenantes que provocan tus brotes. Si puedes evitar los desencadenantes, es posible que puedas calmar las erupciones cutáneas o incluso prevenirlas.

  • Los desencadenantes de la dermatitis atópica pueden ser jabones o detergentes, polvo, polen, sudor o estrés. Las duchas o baños prolongados y calientes también pueden ser desencadenantes.
  • Los desencadenantes de la dermatitis de contacto son algo que irritan tu piel, como detergentes, productos químicos, lejía o cloro, polvo, champú, maquillaje o metales como el níquel en las joyas o las cremalleras (zippers). Otros desencadenantes pueden causar que tu piel tenga una reacción alérgica cuando los tocas, como un suéter de lana, hiedra venenosa, perfumes o un conservante llamado timerosal.

Consulta con tu médico de cabecera o con un dermatólogo si tienes o si tu hijo tiene erupciones en la piel. Ellos pueden diagnosticar la dermatitis atópica o la dermatitis de contacto con un examen físico. Te preguntarán sobre los síntomas y cuándo suelen reaparecer, y sobre tus antecedentes médicos y familiares (disponible en inglés).

También pueden realizar una prueba del parche para descartar otras enfermedades de la piel o identificar los desencadenantes que causan las erupciones. Adherirán pequeños parches recubiertos de diferentes sustancias en la piel para ver si algo causa una reacción.

Intenta evitar tus desencadenantes:

  • Ten cuidado con los productos como jabones que irriten tu piel y evítalos si es posible.
  • Mantén tu piel hidratada y fresca. Utiliza un humidificador para evitar que el aire de tu hogar se seque demasiado.
  • Incluso cuando te pica la piel, trata de no rascarte demasiado. Cubre con una venda ligera cualquier parte de la piel que esté en carne viva y que te pique para que no puedas rascarte más.

Los agentes tópicos. Tu médico puede recetarte una crema con esteroides para tratar las erupciones cutáneas que son causadas por la dermatitis atópica o la dermatitis de contacto. Las cremas inhibidoras de la calcineurina como tacrolimus (Protopic) (disponible en inglés) o pimecrolimus (Elidel) (disponible en inglés) son otro tratamiento recetado para la dermatitis atópica en personas de 2 años o más. Crisaborol (Eucrisa) es un medicamento tópico sin esteroides de venta con receta que también está disponible para la dermatitis atópica leve a moderada. Los ungüentos antibióticos pueden tratar la piel agrietada o las zonas adoloridas.

Los medicamentos que se toman por boca. Para la dermatitis atópica más grave, tu médico puede recetarte un ciclo corto de esteroides orales, como la prednisona, para tratar un brote. Si la dermatitis atópica grave no responde a los tratamientos tópicos, también pueden recetar inyecciones de anticuerpos monoclonales de dupilumab (Dupixent, disponible en inglés) o tralokinumab (Adbry). 

Tu médico puede recetarte un esteroide oral para aliviar un brote grave de dermatitis de contacto. También puedes tomar un antihistamínico oral de venta libre como difenhidramina (Benadryl, disponible en inglés) para controlar la picazón intensa provocada por la dermatitis de contacto.

¿Pueden ayudar los remedios caseros?

Existen varios remedios caseros y de venta libre (sin receta médica) que puedes probar para controlar la dermatitis:

El alivio del picor. Las lociones de venta libre que contienen 1% de hidrocortisona o antihistamínicos, o la loción de calamina, pueden ayudar a aliviar la picazón causada por la dermatitis de contacto.

Las cremas hidratantes. Mantén tu piel húmeda si tienes dermatitis atópica o dermatitis de contacto. Aplica lociones o cremas al menos dos veces al día y después de lavarte la piel.

Los tratamientos de baño. Sumérgete en un baño tibio con bicarbonato de sodio o avena coloidal, o Aveeno, (disponible en inglés) para calmar la piel que tiene dermatitis atópica o dermatitis de contacto. 

Mantente fresco. Si tienes dermatitis atópica no uses ropa ajustada o pesada que irrite tu piel o te haga sudar.

Protege tu piel. Si tienes dermatitis de contacto, usa guantes cuando sepas que podrías tocar un desencadenante, como un detergente, en tu casa o en el trabajo.