Skip to content

Todos queremos tener una sonrisa que muestre una dentadura blanca y brillante. Siga estos consejos para que pueda conseguir unos dientes bien blancos.

  1. 1Primero, averigüe qué tan blanco puede lograr que sean sus dientes. Su dentista puede hacer un análisis del color de sus dientes y ver qué tan blanco se pueden tener. También, puede hacer esto en casa: Sostenga un pedazo de papel blanco, que se usa para imprimir, cerca de sus dientes.

    Si sus dientes lucen gris, eso significa que hay manchas dentro de sus dientes—probablemente, eso se deba al uso de antibióticos cuando era niño. Hacer un blanqueamiento en la casa, lo más probable, no funcione.

    Si sus dientes lucen amarillos, es una buena noticia. Solamente tiene manchas en la superficie, por lo tanto, usted puede blanquearlos en casa, y lograr uno o dos tonos más claros.
  2. 2Si tiene dientes sensibles y sufre de retracción gingival (enfermedad de las encías), el blanqueamiento de los dientes puede ser incómodo. Si sus dientes tienen empastes o han sido restaurados con amalgamas de color, el blanqueamiento no ayudará mucho a aclarar esas áreas.
  3. 3Comience por hacerse una limpieza profesional con su dentista. Ahora, ya está lista para decidir qué productos para usar en casa son los mejores para usted.

    Los geles se pintan sobre los dientes con un pincel o cepillo pequeño. Son fáciles de usar y le permite aplicar el producto en el área precisa donde está la descoloración. El pincel o cepillo son muy buenos cuando se tiene dientes sensibles. El lado negativo, es que no hay nada para sostener el producto en su lugar y con la saliva desaparece.

    Las bandas o tiras para blanquear los dientes son fáciles de usar y populares. Solo tiene que remover el adhesivo de la banda o tira y la coloca sobre sus dientes, presionando delicadamente para que quede en su sitio. Debido a que este producto se adhiere alrededor de sus dientes, el resultado es más efectivo. Sin embargo, algunas marcas de este producto no se adhieren lo suficiente y se deslizan, tampoco funcionan bien en los dientes torcidos. Además, estas bandas o tiras, casi siempre, abarcan solamente los dientes delanteros.

    Usted también puede comprar, sin receta médica, la guarda bucal que se ajusta a la mayoría de las bocas. Rellene el molde con la solución de peróxido de hidrógeno que trae el producto, cierre su boca y espere. Si la guarda bucal no se ajusta bien a su boca, el peróxido se podría salir del molde e irritar sus encías.
  4. 4Cualquier método que escoja para blanquear los dientes, asegúrese de seguir las instrucciones. Generalmente se indica que se use el producto por 30 minutos, dos veces al día hasta que obtenga el color que desea.

    Si sus dientes se ponen sensibles, use el producto un día sí y otro no. También puede probar una pasta dental con flúor o un gel para reducir la sensibilidad.
  5. 5Por último, no olvide usar una pasta dental y un enjuague bucal con blanqueador. Úselos frecuentemente y así mantendrá su nueva sonrisa ¡resplandeciente!
Next Article: