Menu

Beber té negro podría reducir la presión arterial

Estudio: Tomar por lo menos 3 tazas de té negro al día disminuyó la presión arterial

Medically Reviewed by Dra. Louise Chang, MD

24 de enero de 2012 – Disminuir la presión arterial puede ser un factor importante detrás de los muchos beneficios del té

Un nuevo estudio muestra que las personas que bebían tres tazas de té negro al día redujeron sus niveles de presión arterial en un promedio de 2 a 3 puntos.

Eso puede no parecer mucho. Pero los investigadores dicen que todas las reducciones en los niveles de presión arterial, incluso las más pequeñas, como las encontradas en este estudio, pueden tener un impacto importante en la prevalencia de la presión arterial alta (hipertensión) y el riesgo de enfermedades del corazón.

"A nivel poblacional, las diferencias observadas en la PA [presión arterial] se asocian con una reducción del 10% en la prevalencia de hipertensión arterial y una reducción del 7% al 10% en el riesgo de [enfermedad del corazón y accidente cerebrovascular]," escribe el investigador Jonathan M. Hodgson, PhD, de la Escuela de Medicina y Farmacología de la Universidad de Australia Occidental en Perth, Australia, y sus colegas en la revista Archives of Internal Medicine.

Los investigadores dicen que es la primera vez que se demuestra que el uso a largo plazo del té negro reduce la presión arterial en personas con presión entre normal y normal-alta.

¿Ventajas de beber té negro?

En el estudio, los investigadores analizaron el efecto del té negro en los niveles de presión arterial en 95 hombres y mujeres que eran bebedores regulares de té. Su presión sistólica promedio (el número superior en una lectura de presión arterial) estuvo entre 115 y 150 al inicio del estudio.

La mitad de los participantes tomaron tres tazas de té negro al día durante seis meses, y la otra mitad tomó placebo con un sabor y contenido de cafeína similares. Ambos grupos fueron similares en términos de sexo, edad y peso.

Para el final del estudio, aquellos que bebieron té negro experimentaron una reducción promedio de entre 2 y 3 puntos en la presión sistólica promedio de 24 horas y de cerca de 2 puntos en la presión diastólica (el número inferior en una lectura de la presión arterial).

Los investigadores dicen que hay una serie de posibles explicaciones para este beneficio de salud.

Estudios recientes han demostrado que el consumo de té negro puede mejorar la función de las células endoteliales que recubren el interior de los vasos sanguíneos. La disfunción endotelial es un indicador temprano de los cambios de la presión arterial.

Otra investigación sugiere que los flavonoides encontrados en el té pueden mejorar el tono de los vasos sanguíneos y reducir el peso corporal y la grasa abdominal.

Los investigadores dicen que estos hallazgos tienen importantes implicaciones de salud pública a la luz de los elevados índices de presión arterial alta en todo el mundo y la importancia de la hipertensión arterial como factor de riesgo para la enfermedad cardíaca y la muerte.