Cómo evitar gérmenes en las clínicas médicas

A medida que envejeces,  puede ser más difícil que evites enfermedades e infecciones por los cambios en tu sistema inmunitario. Por eso es importante que limites tu exposición a gérmenes.

Cuando vas a la clínica de tu doctor, te arriesgas a contraer gérmenes y enfermedades. Los consultorios, los hospitales y otros entornos de servicios de salud son lugares en los que hay un riesgo alto de adquirir bacterias y virus, como el catarro, la gripa y el coronavirus.

Los gérmenes pueden trasmitirse por contacto directo o indirecto con personal de servicios de salud u otros pacientes. Si alguien que está enfermo estornuda, tose o habla contigo a una distancia cercana, puedes también enfermarte.

Puedes también adquirir gérmenes por tocar revistas, pomos de puertas, botones de ascensores o elevadores, y equipo médico. Si tocas una superficie contaminada con gérmenes y luego te tocas la cara, las bacterias o los virus pueden meterse en tu cuerpo por la nariz, los ojos y la boca.

Toma estos pasos para disminuir tu riesgo de infección.

Lávate las manos

Los expertos dicen que lavarse las manos es la mejor medida para evitar que te enfermes por contacto con gérmenes. Debes hacerlo de la siguiente manera:

  • Mójate las manos con agua corriente.
  • Enjabónate bien las manos.
  • Frótate las manos por 20 segundos o más.
  • Lávate el dorso de las manos, las muñecas, los espacios entre los dedos y debajo de las uñas.
  • Enjuágate bien las manos con agua corriente.
  • Cierra el grifo con el codo.
  • Usa una toalla limpia para secarte las manos o sécatelas al aire libre.

Si no tienes acceso a un lavamanos y jabón, usa un desinfectante para manos. Asegúrate que tenga por lo menos 60 % de alcohol.

En muchas clínicas, los doctores tienen envases de desinfectante para manos en las salas de espera y en los cuartos de consulta. O usa el tuyo. Lleva desinfectante para manos contigo cuando salgas de la casa.

Después de cada visita del médico, lávate bien las manos.

No te toques la cara.

Los virus y las bacterias entran a tu cuerpo cuando pasan por membranas mucosas en los ojos, la nariz o la boca. Si tocas algo en la oficina de tu médico y luego te tocas la cara, te puedes enfermar.

Evita tocarte la cara. Eso puede ser difícil, porque la mayoría de nosotros nos tocamos la cara 23 veces o más cada hora. Pero evitar eso puede frenar la trasmisión de gérmenes.

Continued

Toma precauciones en las salas de espera

Practica la distanciación social. Mantén una distancia de por lo menos 6 pies de las otras personas en la sala de espera.

Si la sala es pequeña o está llena de gente, espera en otro lugar, como el corredor, afuera de la clínica o en tu carro. Pídele al personal de la oficina que te llame cuando esté listo el doctor.

Usa una mascarilla o cubrebocas

Usa una mascarilla o cubrebocas. Si no la usas, es posible que el consultorio o el hospital no te atienda. Asegúrate que te quede bien en las orejas y que te cubra la nariz y la boca. Lávala cuando llegues a la casa y después de usarla.

Organiza bien tus citas

Pregúntale al personal del consultorio qué medidas toman para implementar la distanciación social. Recuerda que las salas de espera están más limpias al comienzo del día laboral. Trata de hacer tu cita en las primeras horas de la mañana. Quizás quieras hacer las citas al final de las horas de oficina, cuando hay menos gente en la oficina.

Cuando te tengas que hacer chequeos, estudios y poner vacunas contra la gripa, haz tus citas en la primavera o en el verano, cuando hay menos enfermedades circulando.

Planifica

Ponte la vacuna contra la gripa todos los años. Una vacuna contra la gripa puede protegerte. Y si te expones a gérmenes en el consultorio, la vacuna puede mitigar tus síntomas y reducir la duración de la enfermedad.

Usa la telemedicina

Con más frecuencia, los médicos y los proveedores de servicios de salud ofrecen atención por telemedicina. En lugar de ir al consultorio, puedes hablar con tu doctor por vídeo, teléfono y correo electrónico.

La telemedicina reduce tu riesgo de contraer gérmenes. También es práctico y te ayuda a mantener tu independencia, especialmente si vives en un lugar remoto.

Recibe por correo los medicamentos recetados

También hay gérmenes en las farmacias. Si tu médico te receta un medicamento, en lugar de ir a tu farmacia, puedes pedir que te los envíen por correo o usa una farmacia que tiene un servicio de entrega a domicilio. Tus medicamentos te llegarán a la puerta para que no tengas que salir. Puedes también llamar o hacer preguntas en línea o buscar información sobre los medicamentos.

Artículo médico de WebMD Reviewed by Dra. Brunilda Nazario on August 27, 2020

Sources

FUENTES:

National Council on Aging: “Updated: Coronavirus: What Older Adults Need to Know.”

Collins, A. Patient Safety and Quality: An Evidence-Based Handbook for Nurses, Agency for Healthcare Research and Quality, 2008.

Cleveland Clinic: “Hand Washing.”

CDC: “Use of Cloth Face Coverings to Help Slow the Spread of COVID-19.”

Paediatrics & Child Health: “Avoiding infection: What to do at the doctor’s office.”

Scripps: “How to Avoid Getting Sick at the Doctor’s Office.”

Johns Hopkins Medicine: “Coronavirus and COVID-19: Caregiving for the Elderly.”

Smart Homecare Technology and TeleHealth: “Use of telemedicine-based care for the aging and elderly: promises and pitfalls.”

Integrated Pharmacy Research and Practice: “Telepharmacy: a pharmacist’s perspective on the clinical benefits and challenges.”

© 2020 WebMD, LLC. Todos los derechos reservados.

Pagination

Get Wellness Tips In Your Inbox

Wellness tips designed to help you live happier and healthier as you age. Sign up for the Good Health newsletter.

By clicking Subscribe, I agree to the WebMD Terms & Conditions & Privacy Policy and understand that I may opt out of WebMD subscriptions at any time.